Lou Ferrigno siempre será digno.

Un día, paseando por esos itinerantes galpones de juguetes usados, mi buen amigo Jonathan Ramírez me regaló (el de la foto NO soy yo) una versión algo más pequeña de lo normal, del Mjölnir, hecha de agradable espuma y no del metal mágico Uru, como se cuenta en su creación. Después de una estimulante tarde de conversación, nos comenzamos a plantear las siguientes preguntas: ¿quiénes pueden y quienes no pueden levantar y/o mover este martillo?, aparte del “ser digno”, ¿existe alguna otra forma de levantarlo y/o moverlo? ¿qué reglas hay que seguir? ¿qué condiciones deben superarse?
Los entendidos en el tema sabrán que muchos personajes, sin tener una fuerza física descomunal, lo han levantado por merecer dicho honor (como el Capitán América o Conan el bárbaro). El criterio de valor, de ser digno, fue definido por el mismo Odin, por lo que responde a su criterio, y eso no merece mucho análisis.

 

La Intención de Movimiento

Definamos primero la “intención de movimiento”. Si cualquier ser vivo, o al menos consciente, entra en contacto con el martillo, y desea moverlo, el martillo activará su hechizo, su “detección de qué tan digno ese usuario puede ser”. Si el usuario pasa esa pequeña gran prueba, tomará el Mjölnir y lo moverá con bastante libertad. En caso contrario, el martillo jamás cambiará de lugar.

Ahora bien, de lo último nace la siguiente interrogante: ¿es acaso, el hechizo que Odín puso sobre el Mjölnir, limitado por el poder de su creador, como los deseos que concede Shen Long? ¿o es que Odín puede canalizar más poder, como lo hace el genio de la lámpara de Aladino? ¿Ser más poderoso que Odín, te da la libertad de “ignorar” su palabra, y te da la oportunidad de levantar el martillo sin ser digno de él, mediante algún otro método (como la simple fuerza física)?

Esto abre todo un mundo de posibles candidatos capaces de levantarlo, pero para ello habría que definir quiénes son más poderosos que Odín, y si efectivamente, su hechizo está limitado a su poder… o a su existencia. Incluso podríamos pensar ¿si Odín muere, el martillo mantiene el hechizo?

 

Posibles opciones para mover el Mjölnir

 

Campos Magnéticos: el martillo fue creado en el núcleo de una estrella a partir de un metal llamado Uru, que es descrito como “hierro mal forjado”, eso nos habla de la increíble temperatura a la que debe derretirse este metal (solo nuestro pequeño Sol, ya posee un núcleo a 15.000.000 grados Celcius). Asumiendo que el hierro es el componente principal del martillo, este si sería afectado por un campo magnético. ¿Se considera esta atracción como una intención de movimiento por parte de, digamos Magneto? ¿o para el martillo es solo una anomalía del espacio y sucumbe ante ella, como frente a la gravedad?

 

Resultado de imagen para mjolnir telequinesis

La telequinesis o magia pueden “frenarlo”.

Poder Telequinético/Magia: la telequinesis se considera una extensión de la mente de una persona, ya que funciona a partir de la electroquímica del cerebro, por lo tanto, esa persona deberá ser digna de levantar el martillo. La magia se asume nace del alma del usuario, así que la condición se repite; pero el metal Uru es muy susceptible a la magia, como una esponja. En ambos casos, si puedes superar los poderes de Odin, tal vez puedas manejarlo.

 

Resultado de imagen para mjolnir loki

Teletransportación: ¿puede alguien, tocar el martillo, y teletransportarse con él? Digamos Nightcrawler, ¿puede sostener el mango, y moverse con su habilidad para, al menos, subir el martillo al segundo piso? específicamente en este ejemplo, él se mueve a través de otra dimensión (se que lo leyeron con la voz de Saga de Geminis) fuera de las conocidas. Si el hechizo de Odin se limita a funcionar en nuestras 3 dimensiones espaciales, una habilidad de este tipo si podría lograr el objetivo. Pero, en el caso de que una teletransportación funcione de forma instantánea entre un punto y otro, no escaparía al alcance de Odin. Sin embargo, la teletransportación podría descartarse, sabiendo que Loki tiene esa habilidad, pero que no pudo usarla al estar en contacto con el Mjölnir. Esto nos lleva a concluir que toda habilidad de teletransportación es anulada al contacto con el martillo, como un “seguro”, aplicado para mantener a sus posibles usuarios en la 3º dimensión espacial. Y es la misma existencia de ese seguro, la que nos indica que el hechizo de Odin no te puede alcanzar en otra dimensión. Punto para Kurt.

 

Resultado de imagen para mjolnir hulk

Fuerza Física (o la vieja confiable): si no eres digno, y no tienes otra opción. ¿existe un límite para el peso del martillo? ¿reacciona a un intento de moverse, variando su peso para evitarlo, según la ley de acción y reacción? ¿o es ligero pero se vuelve pesado al contacto de alguien no digno? El hechizo podría tener un alcance máximo de peso al que puede acceder, ya que hemos visto que el Mjölnir si es levantado vía fuerza física por Hulk. Si no eres digno, el martillo se hace más y más pesado (curiosamente sin dañar la superficie donde está), pero llegado un punto, ya no puede volverse “más pesado”, y termina teniendo una característica física fija, que una gran fuerza puede levantar.

Finalmente, aquellos que son capaces de variar el peso de los objetos, podrían anular la habilidad del martillo de defenderse y no dejarse levantar. Y los que modifican la realidad, tendrían que redefinir las reglas que aquí intentamos descifrar, o al menos, superar los poderes mágicos de Odín y que el propio martillo poseen.

 

Algoritmo para levantar el Mjölnir

Podemos concluir entonces, que el martillo en forma más probable funciona como un programa de computación, siguiendo en estricto orden estos pasos:

 

Paso 1: Tocas el Mjölnir, y este activa una detección, en la que es capaz de revisar los distintos voltajes de tu cerebro, para analizar tus recuerdos y tus pensamientos. Y según aquello que Odín definió como “digno”, realiza una comparación y define si lo eres o no.

Paso 2: Si eres digno, el martillo no aumenta su peso, y te permite levantarlo y utilizar sin problemas todas sus habilidades, generando incluso un nexo místico contigo. De forma que puedes lanzarlo y este volverá a tu mano sin desviarse. Si no eres digno, sigue al paso 3.

Paso 3: El Mjölnir responde a la fuerza que aplicas para moverlo, con una contraria de la misma magnitud, evitando que lo empujes, tires o levantes. No es un aumento de peso, ya que no daña el suelo, solo es una reacción a la acción inicial. Esta respuesta tiene un límite de X cantidad de fuerza, y de ser superada, el martillo responde como cualquier objeto y es levantado. No puedes usar las habilidades del martillo, solo será un objeto pesado para golpear.

 

Resultado de imagen para mjolnir marvel

“más manoseado que Mjölnir…”

Recordemos finalmente que el Mjölnir fue hecho en un mundo donde la ciencia y la magia son básicamente lo mismo, y según nuestra hipótesis, si superas esta ciencia-magia, ¿lo podrías levantar ignorando los 3 Pasos?

 

 

¿Qué opinan ustedes?

Comentarios

comentarios