Creo ser uno de los que sigue viendo esta serie, más por la nostalgia que por su calidad. Pero había rabia contenida, y antes de seguir viéndola, debo escribirles estas líneas. Acá está, lo que meenmaricona y lo que meemperra de Dragon Ball Super.

El Axioma de Harvey Dent

Mueres como una buena serie, o vives lo suficiente para convertirte en una mala: Lost (2004 – 2010), Heroes (2006 – 2010) , Los Simpsons (1989 – aún sigueeeee), INCLUSO BOB ESPONJA!! La creatividad tiene un límite, y cuando una serie alcanza su peak, debe saber terminar bien. La perfección no está en la extensión.

Dragon Ball es un universo archirequeteconocido, y lo hayas visto o no, en su momento o en repeticiones, tv abierta o cable, vhs o nternet, no puedes vivir tu vida no sabiendo quién es Gokú, o qué puedes lograr si reunes las esferas del dragon. Sumando Dragon Ball y Z (sin considerar GT) son 153 + 291 = 444 EPISODIOS!!! nada mal, para pensar que por mucho tiempo, fue el lider indiscutible en ventas de la Shonen Jump en Japón, solo siendo superado en algún momento por Naruto y One Piece. Por Kamisama, si hasta día festivo allá tienen al respecto.

aquí en el especial One Piece X Dragon Ball X Toriko

Sin embargo, en más de una ocasión su creador, Akira Toriyama, ha demostrado no querer tanto su obra máxima, como se esperaría. Ha olvidado personajes en la historia -como Lunch, la chica que cambiaba al estornudar-, creó películas que no tenían cabida temporal adecuada en la serie -y que generaron y siguen generando debates entre los fans-, y ha vendido los derechos de los personajes para todo tipo de cosas -como esa horrible aberración llamada Dragon Ball: Evolution (2009)-. Dragon Ball fue el rey indiscutible, imbatible, incomparable… pero de eso a la actualidad, mucho ha pasado. Y el poder de la nostalgia también decae en el tiempo.

pasando la antorcha a “Boku no Hero Academy”

Su temporada en transmisión, Dragon Ball Super, nos muestra las aventuras de los queridos guerreros Z y sus familias, luego de haber derrotado a Majin Bu (y al parecer, luego del OVA de los 10 años donde aparece Tarble, el hermano de Vegeta). Pero si Super ha hecho noticia, ha sido más por decepciones que por cosas realmente interesantes:

LO BUENO de SUPER

La Mùsica:

Dragon Ball Kai, que no fue otra cosa que la misma Z pintada y grabada de nuevo, para ser remasterizada, aportó con un par de canciones. El OVA de los 10 años nos dió un hermoso tema llamado “We can do it” y ya. Pero en Super tuvimos openings buenos, endings emotivos y todo un ost nuevo, lo cual es super valorable. De hecho, lo mejor que nos ha dado Super, es su 2º opening “Limit-Break x Survivor”:

Los Enemigos:

El luchar con seres de otros universos, aunque no es una idea nueva. Ya en un relleno de la saga Z, vimos a Gokú en un torneo de Artes Marciales en el otro mundo, peleando con muertos de todo el universo. Ahora, mezclando varios universos, podemos ver una vez más ese don especial que tiene Toriyama para crear variados y diversos personajes. La inclusión de Bills, el dios de la destrucción, abrió todo un universo -o multiverso, jeje- de posibilidades para esta serie. Ahora sabemos que el que conocemos, solo es 1 de los 12 universos existentes (el que hemos visto siempre es el 7), y que hay seres con los que los guerreros Z aún no tienen oportunidad alguna, ni entrenando ni pidiendo deseos.

 

 

Zamasu, un Kaioshin de otro universo que odia a los humanos, decide unir fuerzas con un Gokú malvado del futuro, y destruirlo todo (sin spoilers). Ver a un Gokú malo, asesinando a sangre fría a mujeres y niños, fue un giro que nadie esperaba.

 

 

Hit, el primer enemigo que puede manipular brevemente el tiempo (no hablamos de viajeros como en el juego Xenoverse), hizo que Gokú trajera de vuelta algo que no lo veíamos ocupar desde la pelea con Freezer: el Kaio Ken. Eso fue épico y hermoso, debo admitirlo

 

 

El humor:

Vemos de vuelta ese clásico humor simplón de Dragon Ball. Esa tontera noventera media erótica, desubicada y hasta infantil de los protagonistas. Durante Z, vimos muy poco de esto, salvo en los hermosos rellenos -impagable fue ver a Piccoro y a Gokú aprendiendo a manejar, jajajaja. Pero ahora, durante todo Super, le vimos un inesperado foco a Pilaf y sus secuaces, quienes ahora son “comedy reliefs” y aún nos enternecen con sus megalómanos y ridículos planes.

 

Dragon Ball GT? Nunca pasó:

Al escribir la historia de nuevo, vemos que hay cosas que se han mantenido, cosas que nunca van a ocurrir, y cosas que sabemos que pasarán. De hecho, toda esta saga ocurre antes del final de Dragon Ball Z (hay una mención a un Oob recién nacido, pero nada más).

El nivel de Supersaijayin 4 y el regreso a forma ozaru ya no existen, sino que pasamos del 3 directamente al nivel dios y luego al Blue.

Vemos en embarazo y el nacimiento del segundo hijo de Bulma, la pequeña Bura. Además, vemos como Piccoro ayuda en la crianza de la pequeña Pan, la hija de Gohan.

En el futuro, vemos a una de las asistentes de Pilaf, la chica Mai , ayudando a los buenos, y en una relación romántica con Trunks. En Super ambos son niños y viven juntos en la Corporación Cápsula.

hay que tenerlos bien puestos pa’enfrentarse a un Gokú malvado con una escopeta y nada más

El regreso de Broly:

En el universo 6, una tímida chica de raza pura, de nombre Kale, logra obtener el nivel supersaiyajin, convirtiéndose en el legendario Supersaiyajin -de ese universo. Igual, igual IGUAL al Broly que vimos en las películas del pasado. Un gran acierto debo decir, porque es un enemigo muy querido por los fans. Y por mérito propio, el personaje más poderoso de toda la serie.

 

 

 

 

 

 

LO MALO de SUPER

Mala Calidad de Animación:Haber estado en la cima le significo grandes ventas a la Toei al realizar esta serie, por lo que tenía trabajando a 6 ESTUDIOS DIFERENTES de animación -con estilos muy diferentes, como podemos reconocer entre un capítulo y otro de su saga Z-, para sacar 1 capítulo a la semana, ininterrumpidamente por varios años. Sin embargo, hoy por hoy solo tienen a 1 estudio, y querer hacer un capítulo por semana les ha pasado la cuenta. Con sus más de 90 capítulos, la saga Super ha dado mucho de qué hablar por su mala calidad de animación en algunos episodios -y no es justo que solo podamos disfrutar de algo bueno en el opening.

 

Niveles de pelea no respetados (lo se, esto es un chiste siempre):

Krillin es un personaje de muy mala fama, habiendo muerto solo 3 veces en toda la serie (sin contar GT y el futuro diferente de los androides, donde todos corrieron la misma suerte), es el ser humano más poderoso indiscutiblemente. Pero aún así en la saga de la resurrección de Freezer, lo vemos minimizado y mirado en menos. Hace mucho tiempo que había superado al maestro Roshi, pero ahora muestran que Roshi siempre estuvo ocultando su poder, y que al no limitarse, puede compararse al actual nivel de pelea de Gokú.

Vegeta sigue entrenando tan duro como siempre, a vista de nosotros y de todos, por mucho más tiempo que Gokú, y sigue sin superarlo, incluso cuando ambos han alcanzado el nivel “dios azul” -blue. De hecho, en la saga de Black Goku, dura menos que peo en canasto, siendo derrotado rápidamente. Peeeeeero su hijo Trunks (del futuro), solo siendo supersaiyajin (2? es discutible), puede hacerle frente a los mismos enemigos por mucho más tiempo.

 

El androide 17 finalmente se encuentra con Gokú (nunca se encontraron en la saga de Cell), y aunque pertenece a otra época y niveles, al pelear de igual a igual con el Gokú actual, no demuestra debilidad. Incluso se está “conteniendo”.

 

 

 

Malos cambios en la historia:

Trunks del futuro… no es lo que recordábamos. Nos trajeron en Z a un guapetón, chico rudo, masculino viajero del tiempo que se pasó por donde quiso a Freezer, su papá y a todos los esbirros de turno. Entrenó con Vegeta en la habitación del tiempo, y se convirtió en el galán de la serie. Luego volvió a su tiempo y derrotó a su Cell. Ahora, en ese futuro, apareció un Gokú malvado, por lo que vuelve a esta época a pedirnos ayuda (dijo el barsa). Pero el que vuelve, es un Trunks más parecido al que vimos en GT: algo flacucho, con el pelo al fin como su mamá Bulma, y más mamón aún. Ya no era el chico malo que quería abrazar, sino el tarado al que le quieres pegar por gritón.

 

 

así se veía en la saga de Cell…

 

 

 

 

 

… y así se ve ahora. Y no, no es un Trunks de otro futuro, es exactamente el mismo…

 

 

 

 

Abusemos de Freezer:

Conocido por todo el universo como “el emperador del mal”, ha matado a más seres de los que podríamos contar. Es uno de los villanos más icónicos de toda la serie, al ser responsable de la destrucción del planeta Vegeta, y del consecuente genocidio de la raza saiyajin (y llevándose a los padres de Gokú y Vegeta). Es malvado como nadie: no es un demonio creado por capricho, ni un androide diseñado para la venganza… Freezer es una lagartija amanerada mala mala mala maaaaaaala desde que nació.

Pero me empelota que su resurrección sea una saga completa en Super -sin mayores consecuencias-, que tenga un nuevo nivel -Golden Freezer- que no le sirvió para nada por haberse apurado, y que ahora lo quieran usar como un aliado en el Battle Royale entre los universos más débiles. Por qué seguir usándolo??? incluso hay un Freezer que se hacía pasar por bueno en otro universo, y a ese también le patearon el culo.Aunque admito que será interesante ver a Freezers de distintos universos pelear entre si. Cuál será más malvado y tramposo?


Uff, creo que ya me liberé de casi todo. Tengo aún más que decir, pero lo dejaré para mi siguiente nota. Es sobre el cómo llegan los personajes de Dragon Ball, a convertirse en Supersaijayines, ya que gracias a Super, tenemos nueva información al respecto. Y aunque a muchos no les haya gustado lo que pasó -malditos puristas que no saben adaptarse-, les explicaré que no es incompatible con lo que ya sabíamos. Solo hay que ocupar un poco de lógica deductiva.

Que Zeno-sama no los destruya. Nos leemos.

Comentarios

comentarios