Todos conocemos errores en las películas. Los hemos visto una y otra vez, hemos aprendido a reconocerlos, y como un jaeger pateando kaijuus, nos volvimos buenos haciéndolo gracias a la constante repetición. Ropas que cambian por arte de magia, objetos que se mueven/cambian/aparecen sin motivo, pistolas con más disparos que balas, extras que no saben hacer su trabajo, luces reflejadas o micrófonos en cámara… la lista es larga y muy divertida. ¿Hay alguno que recuerdes especialmente? Yo tengo algunos favoritos:

 

1. Back to the Future (1985): Marty (Michael J Fox) le escribe una carta a su amigo, el doc Brown (Christopher Lloyd) en 1955, que debe abrir en 1985. El problema, es que la carta, sin ninguna razón, cambia en el cómo está escrita (miren la palabra “terrible”).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2. The Empire Strikes Back (1980): Han Solo (Harrison Ford), nuestro querido estafador espacial, es atrapado por Darth Vader y sentenciado a ser congelado en carbonita. En esta icónica escena, donde Leia (Carrie Fisher) finalmente le confiesa sus sentimientos, su chaqueta sufre problemas de bipolaridad, y aparece y desaparece un par de veces. Este error fue corregido en las versiones digitales posteriores de la película (pintaron blanca la chaqueta), pero aún puedes notar algo raro ahí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3. Jurassic Park (1993): el hacker que intenta robar el adn de dinosaurios, Dennis Nedry (Wayne Knight) se comunica con su comprador a través de una video llamada por el computador… pero en realidad le habla a un video pregrabado.

 

 

 

 

4. Terminator 2 (1991): al parecer, un exterminador T-800 y su increíble enemigo de metal líquido, el T-1000, no son las únicas maravillas que podemos ver en la película, ya que a este helicóptero de la policía le rompen su ventana frontal de un cabezaso, para tener dicho vidrio “reparado y como nuevo” en la escena siguiente. A eso llamo yo “el futuro”.

 

 

 

 

 

 

5. The Matrix (1999): cuando Neo (Keanu Reeves) va a visitar al oráculo (Gloria Foster), esta lo recibe en su cocina, mientras hornea unas galletas. Le ofrece probar una, garantizñandole que se sentirá mucho mejor después de comerla. Saca del horno una bandeja con 4 galletas, y en la siguiente escena, le ofrece a Neo 6 galletas. ¿Error en la Matrix?

 

 

 

 

 

 

Pueden deleitarse, buscando sus películas favoritas en MovieMistakes.com, que es un sitio especializado, que detalla y enlista, gracias al aporte de cientos de usuarios, todos los errores en las películas. Del tipo que sea, puedes encontrarlo allí.

Sin embargo, hay otros tipo de errores, uno que no es “técnico”, que va más allá de la mala edición, los malos extras o el set de grabación. Ocurren cuando en una película, los guionistas se equivocan respecto a su información, al dato preciso o al significado real de las cosas. Son errores científicos, se deben principalmente a la falta de consultores científicos (como su humilde servidor) a la hora de escribir la historia.

Los grandes Errores que siguen cometiéndose:

Gravedad.

Podemos movernos como lo hacemos, debido a que estamos acostumbrados a nuestra gravedad. en la Luna los astronautas daban saltos enormes debido a esa diferencia y su musculatura desarrollada en la Tierra. Sin embargo, en casi cualquier planeta extraterrestre mostrado en el cine, pareciera existir exactamente la misma gravedad que en el nuestro. No hablo de las naves, que pueden tener “simuladores de gravedad”, sino de los planetas u otros astros. ¿Acaso solo visitamos planetas que posean nuestra misma gravedad? Porque Dragon Ball nos ha mostrado que la gravedad si es un asunto a considerar. Y en Futurama, nos han deleitado con la visita a un planeta de gravedad tan intensa, que podríamos morir aplastados por el peso de nuestro propio cabello.

Fenómenos en el vacío.

Ya que estamos hablando del espacio, otro “clásico” es el sonido en él. En casi cualquier batalla espacial, podemos escuchar TODO: explosiones, vuelo de naves, etc. El sonido es una onda mecánica, es decir, que necesita un medio material (como el aire) para propagarse. Sin algo por donde moverse, no hay sonido. Y en el espacio, nadie puede oirte gritar…

Sin embargo, quisiera aclarar lo siguiente: las explosiones en el espacio SI SON POSIBLES, con fuego pero sin sonido. Esto debido a que las naves poseen combustibles y oxígeno en su interior, y son esos materiales los que producen las llamas. Eso si, no de la forma en que lo vemos; debería ser como un “aura” alrededor de la nave, que fluya por su superficie, agotando el oxígeno, hasta simplemente desaparecer.

Una exposición al vacío del espacio, no haría que tus ojos estallaran. La falta de atmósfera hincharía tus venas, llenaría tus ojos de sangre (y si los aumentaría de tamaño) y si la radiación no te quema por estar a la sombra, el frío te congelaría. Aunque primero morirías de asfixia, así que puedes tranquilizarte.

 

 

 

Extraterrestres.

En cuanto a los extraterrestres, podemos aceptar que respiren oxígeno, ya que parece razonable pensar en evoluciones biológicas convergentes. ¿Pero que todos hablen inglés? Eso si que no.

Respecto a ellos mismos, siempre me ha chocado el hecho de que razas de distintos planetas puedan procrear. Si no tienen antepasados comunes, una “coincidencia genital/genética” parece sumamente improbable. Saiyajines y humanos, kryptonianos y humanos, vulcanos y humanos… y la lista solo crece para dejarnos como la raza más promiscua del universo.

 

Cuando la historia es más importante que ser preciso.

En la película Jurassic Park (1993), la gente conoció a los terribles velocirraptores: máquinas asesinas de inteligencia superior y sadismo salvaje. Sin embargo, ya en ese año se sabía que los velocirraptores nunca fueron tan grandes. De hecho, tenían el tamaño de un pollo. Actualmente incluso, las pruebas encontradas nos dicen que tenían plumas. De hecho, el mismo nombre de la película es un error, ya que casi todos sus protagonistas (los dinosaurios, obvio), pertenecieron en realidad al período Cretáceo, y no al Jurásico.

 

Solo en la película Armageddon (1998), la misma NASA contó 168 errores científicos. Entre ellos destaco que: “una roca del tamaño de Texas que se dirige a la Tierra”, puede ser descubierta décadas antes del impacto, y no solo unos pocos días antes; esta misma piedra no puede ser partida a la mitad con ninguna bomba jamás creada por el hombre (al menos, no solo con 1); si lograra partirse a la mitad, el corte debería estar perfectamente alineado con la Tierra, para que pasara por los lados, y aún así, la rotación y aceleración de las dos mitades son imposibles de determinar. Tengo entendido que esta película se muestra a los estudiantes de astronomía en Estados Unidos, para que logren buscar todos sus errores de concepto.

Indiana Jones, en su cuarta entrega (Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull, 2008) sobrevive a una explosión nuclear… metíendose dentro de un refrigerador antiguo. Tal vez podrías aislarte de la radiación, pero JAMÁS de la poderosa onda expansiva de una bomba de 1,5 kilotones (la más poderosa para la fecha en que se ambienta la película, 1957). o de las altas temperaturas que produce. 

 


Finalmente, debo decir que mi intención jamás ha sido el destruir película alguna. Las disfruto, me motivan y me dan hermosos ejemplos de ciencia llevada al límite. Por el contrario, creo que lo más entretenido de reflexionar sobre este tipo de errores, es que nos dan un contexto de aprendizaje sumamente poderoso, ya que está impulsado por nuestra propia curiosidad de saber la verdad. Y por hacerla posible, sin romper las leyes de la física.

Comentarios

comentarios