¿Recuerdan a He-man y los Amos del Universo?

Tal vez solo lo conozcan por su infinidad de memes, sus bromas, o su infinito potencial para hacer del internet un lugar mejor. He-man y sus aventuras son una caricatura estrenada en 1983 y finalizada en 1985 (llegó a nuestras pantallas a principios de los 90, por tu canal cerca del mar), contanto con 2 temporadas de 65 episodios cada una. En ellas, se relataban las aventuras del príncipe Adam, del planeta Eternia, quien con la ayuda de sus variopintos amigos y su alter-ego, el poderoso He-man, defendían el bien y le daban su chocolate al malote-malulo de Skeletor y sus secuaces (si no saben quién es Skeletor, no están siguiendo correctamente el ABC de los villanos clásicos). Como se ha hecho desde entonces, He-man nació a partir de una serie de juguetes de Mattel, con la intención de potenciar su venta. Con insospechadas repercusiones, debo decir.

Eternia es un mundo de superciencia y magia extremadamente poderosa, donde básicamente todo podía suceder. Es aquí donde nace lo que deseo presentarles hoy. Pero primero, déjemne citar la increíble transformación del príncipe Adam al héroe He-man, tal como en su intro:

  

Hola, yo soy Adam, príncipe de Eternia

y defensor de los secretos del castillo Grayskull.

Él es Cringer, mi más querido amigo (poseía un tigre mascota, mitad tigre-mitad dragón, TOMÁ).

Fabulosos y secretos poderes me fueron revelados

El día en que levante en alto mi espada mágica y dije

POR EL PODER DE GRAYSKULL!!

 YO SOY HE-MAAAN (aunque en la serie, en esta parte de la transformación gritaba YAAAA TEEENGOOO EL PODEEEEER!!! )  

 Cringer se convierte en un felino superpoderoso (Battlecat, la montura más badass de todas)

Y yo me transformo en He-man, EL HOMBRE MÁS PODEROSO DEL UNIVERSO.

 Solo 3 seres comparten este secreto:

La reina Sorceres, Man-At-Arms (alias EL BIGOTEEEE) y Orko.

Juntos defendemos el castillo Grayskull, de las demoníacas fuerzas de SKELETOR!!!

MUAJAJAJAJAJAA 

Respecto a la Transformación del príncipe Adam

Ahora bien, siempre he postulado que la magia funciona como un programa de computación: un algoritmo donde se establecen condiciones y reglas, que garantizan resultados si son cumplidas al pie de la letra. Además, mientras más concentración o intensidad se dé a estas reglas (recitar o pensar un hechizo), mayor aún es el resultado. La espada mágica de la nos habla Adam/Heman en la introducción es la famosa espada de Graskull (a la altura de la espada del Augurio de Leon-O, o la Excalibur del rey Arturo), y es ella la que “llama al poder del castillo Grayskull” para convertir a Adam en He-man.

Noten que tiene clase hasta para tomar el filo de su mágica espada.

En la transformación que todos esperamos en cada capítulo, Adam es abatido por poderosos rayos mágicos provenientes desde el cielo, y cambia automáticamente su aspecto (bueno, su piel se vuelve oscura y sus ropas cambian, el resto ES IGUAL pero nadie lo nota –por último unos lentes, no se) y sus habilidades. He-man posee fuerza física al nivel de Superman, y supervelocidad al mismo nivel también, además de superoído, supercalugas, invulnerabilidad (ok, básicamente es Superman pero sin volar). Se transforma literalmente en el hombre más poderoso del Universo. Ahora bien, si la magia se basa en condiciones, es efectivo y según se necesite en cada momento, que él sea el hombre más poderoso de su Universo?

Detalles vistos en la serie:

En un capítulo de la serie, uno de los personajes (Teela, búsquenla + regla 34) se encuentra cerca del castillo Grayskull al momento de la transformación del príncipe Adam, con lo que puede ver que los rayos que le dan sus poderes, provienen de lo más profundo del abismo infinito (bueno, muy hondo) que rodea al castillo. En otro capítulo viajan al centro de Eternia, y encuentran un trozo “de lo que quedó del Big Bang original que creo el Universo” (técnicamente todo lo que vemos lo es) y que está justo bajo el castillo Grayskull (cosa que ocurre con todo lo que esté en la superficie de un planeta esférico como Eternia). Este trozo de mineral le da su poder al castillo, y por consecuencia, a He-man.

El más Poderoso de SU Universo

¿Podría estar el hechizo que convierte a He-man en “el hombre más poderoso del Universo” conectado con el tejido mismo de ese Universo, a través del mineral que lo formó? Acá estoy postulando que, por definición, He-man siempre va a ser el hombre más poderoso de su Universo. Pero si a ese Universo entra otro ser aún más poderoso, el Universo lo detectaría, mediría su poder y le daría a He-man más poder, para mantener vigente la regla. Algo así en cada transformación:

 

¿Es He-man el hombre más poderoso del Universo?

          NO : dale a He-man +1 a la fuerza en su transformación.

          SI : Sal del loop.

En un loop infinito mientras dure la transformación, que al nunca variar de duración, asumimos que realiza esta medición muy rápido. De esta forma, el castillo Grayskull se asegura de tener al mejor defensor. Pero abre otras interrogantes:

  • ¿las manipulaciones mágicas están limitadas al poder de su creador, o son estos manipuladores, simples conductos por donde pasa la magia?
  • si He-man sale de su Universo, y se intenta transformar, ¿le resultará la conexión con el castillo Grayskull? ¿pasará algo siquiera?
  • el hechizo de Grayskull especifica hombres, ¿se limitará a humanos? ¿se podrá extender a toda criatura de sexo macho? ¿qué pasaría con un ser asexuado pero poderoso, como un golem malhumorado? ¿qué pasaría si una mujer más poderosa que He-man entrara en su Universo?

 

Al menos respecto a esa última pregunta, Mattel mismo la respondió creando a la hermana gemela de He-man, She-ra (también apliquen la regla 34), que de músculos no tiene nada, pero su fuerza es del mismo nivel (aunque no cambia su color de piel, si cambia su voz).

He-man, al final, siempre va a ser tan poderoso como su Universo y Grayskull se lo permitan. Y en general, creo firmemente que la magia es ciencia que no entendemos aún, pero que siempre va a poder escribirse como un lenguaje de códigos, en el idioma que sea.

Comentarios

comentarios