El apocalipsis es probablemente uno de los libros que más curiosidad produce dentro de la Biblia, después de todo da un relato del fin del mundo, y si se fijan va un poco a “contrapelo” del resto de los libros del nuevo testamento, dentro de todo el Nuevo Testamento tiende a reforzar un mensaje más “amoroso” y “conciliador” que lo dicho por el Antiguo Testamento, lo que es razonable por la diferencia de tiempo en que se escribieron, y la diferencia de momentos en que se encontraba el cristianismo al ser escritos.

¡Wiiiiiii! viva el fin del mundo.

Dentro de la “Escatología Cristiana” (del griego ἔσχατος, “último”, o “final”, y el sufijo “logía” que significa el estudio de, entoooonces si lo ponemos todo juntito, obtenemos el estudio del fin) nada es tan famoso como el Apocalipsis, no sólo por la descripción de lo que nos pasará en el final de los tiempos, si no por todo el “background” del libro en sí; su supuesto autor, Juan de Patmos es más leyenda que realidad, pocos datos, y los que hay son un tanto confusos, durante un tiempo este libro se le adjudicó a Juan Apóstol, pero cuando se tradujo el texto se notó diferencias en el tipo de redacción que se usaba, y el lenguaje (ahora, recordemos que los textos bíblicos son recopilaciones, que luego fueron traducidas al griego). Otro foco de interés es lo impresionantemente “interpretable” que puede ser, el Apocalipsis menciona la famosa “Bestia de 7 cabezas”, y mediante interpretación, o avanzados juegos de payaya se ha resuelto que la “Bestia” podía ser Nerón, Domiciano, el Imperio Romano en sí, Obama, tu hermana, etc. Y ni empecemos con el asunto del “666”, porque si empezamos ahí …terminamos el 2060.

SEEEELFIE

 

Los 4 jinetes del Apocalipsis deben ser una de las figuras más representativas que hay del fin del mundo, han sido usados en cómics, películas, animaciones, hasta un establo de la lucha libre de los ’80s y ’90s usaron el nombre,  pero hay ciertas cosas interesantes sobre ellos que en una de esas no sabías.

Probablemente uno de los grupos de la lucha más influyentes, así es chúpalo DX

Bueh una fácil, aparecen en el Apocalipsis, último libro del Nuevo Testamento…también se le llama Revelaciones, porque eso significa Apocalipsis en griego, y como ya mencioné las primeras traducciones formales del “buen libro” eran en griego jónico (de hecho, una buena parte de varios malentendidos bíblicos provienen por problemas de traducción). En la Biblia sólo uno aparece por nombre…Muerte, el resto es sacado por deducción del concepto que se plantea cuando son “presentados”.

N°1 El Caballo Blanco: Conquista, o Victoria…tranquilos…ya explicaré…este es probablemente el que más “controversias” crea, debido a que normalmente lo asociamos a “Pestilencia”, probablemente después de la peste negra la idea de una epidemia de esa magnitud lo convirtió en un peligro más real que la idea original; el concepto de Conquista se interpreta como la guerra exterior…más aún algunos autores dirían que este “jinete” sería la representación de la victoria del cristianismo, por lo que sería un jinete “bueno”(?), lo más radicales hablan de que incluso sería Cristo, apoyados en que usa corona, y que el blanco rara vez se usa como un color de implicancias negativas en la biblia (racistas ¬¬). Su arma es un arco.

Versión emo-torturada, cortesía de Darksiders

N°2 El Caballo Rojo: Asociado comúnmente a Guerra, considerando que el libraco dice que a este jinete “le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros”, algunos lo aterrizan al concepto de guerra civil, en contraste con el jinete Blanco. Su arma es una espada.

N°3 El Caballo Negro: El único de los jinetes que habla y dice “Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino.” Ahora otros dicen que sería la plaga de la riqueza, principalmente por el color asociado al jinete, el negro (al igual que el púrpura eran tintes que sólo los ricos podían pagar). Este jinete venía “armado” con una balanza.

Versión 14367030 de los jinetes Marvel

N°4 El Jinete Pálido: Como dije antes, el único con nombre propiamente tal, lo “polémico” es el color del caballo, ya que la traducción griega dice que el color es “khlōros” que significa verde/verde-amarillento (de ahí vienen las palabras clorofila, y cloro) para la gran mayoría lo que representa es el adorable tono que toman los cadáveres.

 

No lleva arma, pero como la representación normal de la muerte en Europa medieval era con una guadaña (representación que hasta el día de hoy asociamos a la muerte,
más un reloj de arena…señalando que es el segador de almas, y que a todos les llega su hora), pues a este flaco le pusieron una.

Como vemos no es la primera vez que damos por ciertos algunos conceptos siendo que la fuente original los plantea de una forma bastante distinta; como sea la idea de los Jinetes del Apocalipsis ha permeado el imaginario colectivo de una forma imborrable.

 

Comentarios

comentarios