<Si yo les contara que hace muchos siglos, quizá milenios, existió un lugar llamado las Tierras Fértiles donde diversas culturas vivían en equilibrio sus propias vidas, contando sus propias historias, luchando sus propias batallas, desarrollando sus propias costumbres, ¿me darían un segundo más?. Bien, pues hace cientos, quizá miles de años, la antigua Muerte dio a luz a un único hijo, rebelándose ante los dioses y su prohibición de no engendrar jamás. Este hijo único, reencarnación del Odio Eterno, se transformó en Misáianes, y amenazó con destruir esta tierra. Bueno, no esta tierra, sino la imaginada por Liliana Bodoc, en la Saga de Los Confines.>


¿Y si escribimos una historia épica desde nuestro lado del mundo?

¿Cómo contar una bella historia sobre genocidio, guerra y conquista desde nuestra propia experiencia latinoamericana de conquista y colonia por parte del continente viejo? Fundamentalmente, poesía. Pero no aquella de medidas rítmicas, ordenadas milimétricamente para calzarlas con matrices de mayor prestigio cultural; sino más bien la poesía que desciende como un río de montaña, trazando una línea que desborda vida a su alrededor, llenando el aire de colores, de sonidos, de sentimientos, de historias. Esta es la forma en que Liliana Bodoc le asigna carácter a su propia narrativa, mezclando la fantasía de sus personajes con la dura crítica histórica contenida en las acciones. Una saga poderosa como pocas, está narrada a través de la historia de diversos personajes centrales, y cada uno representa un universo lleno de valores y perspectivas únicas e irrepetibles que configuran una totalidad que atrapará irrevocablemente al lector amante de la literatura.
En otros aspectos interesantes relativos a la trama, la magia es un concepto que proviene de la misma tierra y las fuerzas elementales, y los brujos raramente utilizarán estas fuerzas para interceder directa e inmediatamente en el conflicto, pues es sabido que la naturaleza posee un ritmo que no puede ser manipulado por la magia, a no ser que seas un engendro de la oscuridad. ¿Impide esto que los brujos libren una sangrienta lucha por la liberación del continente? Pues no realmente, y en estas maniobras radica la originalidad de los fundamentos mágicos en este universo. Otra cosa que llama la atención en la saga, es que hay muy pocas batallas armadas que cuenten con una descripción minuciosa del campo de batalla. En mi opinión personal, esta es una sabia decisión narrativa, además de consecuente, pues las peleas más importantes en la historia de Los Confines no se libran entre dos ejércitos de tierras distintas, sino en el espíritu de sus habitantes.

En definitiva, se trata de una hermosa odisea que dejará un regusto melancólico al finalizar el último libro. Pero no desesperen, pues existe una publicación más además de la trilogía central, y se trata de Relatos de los confines. Oficio de búhos, publicada en 2012. Son pequeñas historias acontecidas luego de la guerra, escritas a modo de último adiós. Y para finalizar, les dejo una cita de la mismísima Madre de Los Confines:

“Cien respuestas para que se abran cien nuevos vacíos, cien nuevas preguntas.

Los relatos son el modo más humano del tiempo.

Y solo narrando, de tarde en tarde, de boca en boca, nos hacemos eternos.” Liliana Bodoc

Fuentes:

Comentarios

comentarios