A un mes del fallecimiento de quien fuese e interpretase a una de las mujeres más queridas y valientes de la galaxia, en Arkâdea recordamos a Carrie Fisher hablando de “Princess Leia”, la mini-serie que Marvel lanzó el 2015 para conocer un poco más a la rebelde princesa de Alderaan.

Inesperadamente, la historia comienza en la ceremonia con la que finaliza “A New Hope” (Esa con la que hace un par de meses nos reíamos al verla sin sonido).
Igual de inesperada es la posición en la que vemos a Leia en la Alianza Rebelde, pues de inmediato comprendemos que hasta tiempo después de la muerte de Bail Organa, la princesa no era la líder  que podemos ver en “The Empire Strikes Back”, y que siempre creímos que era, sino más bien se nos presenta como una senadora sin senado, una princesa sin reino y una hija que acaba de perder a sus padres, y a pesar de que su mente y corazón son fuertes es criticada por su reacción a todo esto y desde su punto de vista, sobreprotegida … pero no por nada es nuestra rebelde favorita.
Luego de ser alejada de la actividad de la Alianza, Leia decide cumplir con su deber como princesa de la exterminada Alderaan, buscando a los sobrevivientes a través de la galaxia y dejar claro que mientras la cultura alderaaniana viva en la mente de al menos una persona (o criatura), el planeta sobrevivirá.

Para esto será acompañada con por Evaan Verlaine, piloto de la Rebelión y la principal crítica de la figura de la Princesa (también el personaje debutante más atractivo de la miniserie) junto al astromecánico favorito del público y también el más electrizante droide, R2-D2.
Aparte de Evaan y Leia, el resto de los personajes no tienen mucho protagonismo o momentos destacables (Omitiendo a R2, claro, que como en cada película, cómic y serie en la que aparece, su misión es salvar a los protagonistas) incluso, a pesar de que durante los cinco números que dura la mini-serie es un juego del “Gato y el Raton”, nunca conocemos el nombre del almirante imperial que da caza a la princesa, destacando más el que mencionen a Grand Moff Tarkin.

A pesar de esto, la historia es encantadora, y como todo lo que ha lanzado Disney/Marvel sobre Star Wars, esta acá para complementar el universo y no solo expandirlo.
Expone las fortalezas y debilidades de uno de nuestros personajes favoritos, nos describe a la perfección que fue (y es)  Alderaan, también parte de la relación entre Bail y la princesa, incluso descripciones de la reina, nos estrega algunos guiños enternecedores e incluso tiene como “invitado especial” a un viejo querido, Nein Nubb.
“Princess Leia” está lejos de ser el mejor comic de Marvel Star Wars [Te pienso, “Vader”] pero definitivamente es un comic que destaca en este nuevo universo, y al que vale la pena darle la oportunidad…

Y también es grandioso imaginar a Carrie en estas aventuras.
A ella le dedicamos las últimas palabras del comic.

“Somos Alderaan.
Respondemos a la ira con sabiduría.
Al miedo con imaginación.
Y a la guerra con esperanza.”

Gracias, Princesa.
Gracias, General.
Gracias, Carrie Fisher.

Ya te extrañamos.

Comentarios

comentarios