Estamos en pleno boom de las películas de DC y en menos de un año hemos tenido dos estrenos los cuales, para bien o para mal, han dado que hablar demasiado. Cuando fui a Suicide Squad, estaba totalmente claro de lo que enfrentaría: Un montón de críticas por parte de los sitios especializados los cuales únicamente destruían la película.

Ya con esa primicia, con que me entretuviera en el cine era más que feliz. Y bueno, así fue. Me senté y en los primeros diez minutos pude cachar todo el rollo de lo que era y a lo que apuntaba: La película de antiheroes (si, porque villanos no eran), que buscaba acabar con un jefe final. Y aquí me quiero centrar, en el jefe final.

El Escuadrón en Batman LEGO

Se entiende que todas las películas de Marvel o DC son caracterizadas por la clásica pugna entre las fuerzas de bien y el mal, lo ético y lo deshonesto, el yin y el yang. Pues bien, da la casualidad de que justo Suicide Squad destaca mucho más este tópico y la duda es saber por qué (y aquí se viene muchos SPOILERS, así que ojo). En el inicio de la película contamos con la presentación de todos los personajes, escenas que ademas gozaban de los clásicos CGI que pudimos disfrutar en los trailers. Continuamos con un par de cameos a otros personajes que posiblemente llegarían a ser DLC, un Plot Twist super básico y así cerrar de lleno en la batalla final contra el enemigo mega cabrón contra el cual abusaremos de FMV’s.

A esto me refiero con “presentación de personajes”

Entiendo que ya hay rumores de que saldrán juegos sobre Suicide Squad y está más que claro que tras el cameo de los personajes en Batman LEGO, es obvio que algo veremos. El tema aquí es que para mí, la película fue un compilado de cutscenes en un videojuego muy popular. Si me preguntan el género, podría decir que es un Hack & Slash (aunque todos sabemos que cualquier guión encaja en cualquier género, el cual no siempre es el más optimo), aunque igual un Sandbox le podría llegar a quedar bien. Hay escenas que son calcos claros de una misión en un juego las cuales podría enumerar (pero para no latearlos, destacaré las más importantes).

Miren, si es un juego

Tenemos por ejemplo, la persecución de Batman al Joker es la típica quest de un GTA cualquiera, la cual podría estar acompañada de escenas donde presionando una combinación de botones, escapamos para caernos finalmente a un río. O también, el momento de clímax en el cual El Diablo debe arrinconar a El Adversario (vamos, el hermano de Enchantress) para hacer explotar la bomba junto al escuadrón de Killer Croc. Cada una de estas secuencias reúne las clásicas características de un videojuego: Un objetivo a corto plazo, un conjunto de mecánicas apoyadas de una seguidilla de reglas que deben ser completadas por un jugador (hay muchas más, a ver si ustedes las pillan y las dejan en los comentarios).

Si bien la película puede llegar a encajar en cualquier género, no le veo mucho brillo en una aventura gráfica, por ejemplo

Entiendo que todos los universos dramáticos pueden tener su propio videojuego, pero re pocos encajarían tan bien si siguieran al pie de la letra el guión original y en Suicide Squad eso es lo que podemos ver, un juego hecho película. Imaginen poder seleccionar cada uno de los personajes jugables y que cada uno pueda permitir concretar las escenas de manera diferente: Capitán Boomerang con su arma, Katana haciendo uso de su agilidad, Deadshoot atacando a distancia, o El Diablo acumulando “ira”, para desbloquear devastadores ataques que podrían destruir todo en un dos por tres; Esto sin contar además, el alivio dramático que entregan Killer Croc y Boomerang. Toda la película está hecha para eso, para que alguien llegue, haga un par de modelados y listo, saque un Hack & Slash lleno de aventuras y buena música que yo demás compraría.

Comentarios

comentarios