Ya vivimos la E3 del 2016, la cual estuvo llena de muy buenas noticias para los amantes de los videojuegos y obviamente mucho hype por todos lados. Sin embargo, algo en lo personal me provocó cierto grado de intriga y me llevó a cuestionar algo que desde hace tiempo estoy viendo: ¿Por qué tanto Nintendo hater?

A diferencia de lo que muchos puedan decir, para mi el nuevo Zelda es una verdadera obra de arte. Inclusive lo puedo dar por firmado, pues con Nintendo uno sabe que sus juegos son lo que prometen y respetan a cada uno de sus fans. Si bien sus third party pueden dar que hablar (como el Devil´s Third, por ejemplo), todos sabemos que ante un nuevo Mario, Pokemon o Kirby siempre estaremos satisfechos, al menos en jugabilidad. No quiero que se malentienda mi forma de pensar, no soy un Nintenlover ni mucho menos (como todos deben saber, me gustan las consolas y no las marcas), pero si es cierto que a esta empresa le tengo mucho cariño y respeto. Y es que es obvio, con ella crecí y gracias a ella asumí lo que eran los videojuegos (mi hermano mayor tenía un Atari pero era solo eso, un Atari).

Siempre voy a recordar cuando nos juntábamos a jugar en la casa de un primo. Era el mismo cartucho que está en esta foto, Super Mario Bros. Descubrir que habían vidas ocultas, poder disparar bolas de fuego o deslizarme luego de agacharme eran cosas que para mis entonces seis años no sabría explicar. Y espera, que no solo los chicos jugábamos, pues mi papá era fanático del Duck Hunt (y muy bueno enrealidad, yo no servía para matar patos xD).

Y ahí estaba la esencia de Nintendo, eso es lo que hasta el día de hoy mantienen (negándose de manera pacífica a las corrientes de la innovación), hablo de su continuo respeto al sillón. Y es que claro, jugar con los amigos en casa cada día es más complicado gracias a lo rápido que se ha expandido el online (lo cual no es malo, al contrario). Sin embargo Nintendo siempre ha reservado un hueco a una forma de jugar en desuso. Si quieres carretear en la casa, títulos como Mario Party, Super Smash Bros o Mario Kart te garantizan diversión para varios jugadores sin necesidad de acudir a Internet. No es algo que inventaran ellos, pero sí algo que siempre han tenido en mente. Y que, al menos en los últimos años, le debemos a Iwata.

Pero yo hablé del cariño y el respeto. Nintendo innovó en lo que respecta a controles y muchas empresas deben está nueva forma de jugar a la gran N. Si bien ya existían los sticks gracias al Atari, fueron los padres de Luigi los que lo adaptaron para que fuera posible usarlos con un solo dedo (o dos, si eras muy chico xD). Con la cruceta pasa lo mismo pues, a pesar de que ya existían, fue la Famicom la que se arriesgó y la usó en un mando.

Nunca la vimos acá, pero es una Famicom

Todos los jugadores del mundo le debemos mucho a la compañía. Y cómo no va a ser así, si hasta el día de hoy es la única que piensa en su público y no en su billetera. Una cosa puede ser el precio de sus consolas (que si, son caritas), pero otra muy diferente es lanzar cada año el mismo juego, maquillándolo un poco o cambiando el guión pero sin pulir los bugs. Y ahí está el pero, fácilmente podríamos ver un The Legend of Zelda para consola de sobremesa cada año (no sería difícil, tomando en cuenta que no son cuatro personas las que trabajan desarrollando juegos), pero no. Eso no lo hacen ni lo van a hacer, porque saben lo que es ser un player.

Entonces todo este odio colectivo, ¿es culpa de la empresa?

Lamento decirles que no.

Muchos dicen que quebrará, que los Amiibos quizás son esa bocanada de aire de cambio o que todo el merchandising vende más que la misma consola. Puede ser verdad, no estudio marketing y negocios como para debatirlo. Pero mi única verdad aquí es que los propios jugadores somos quienes están matando la industria y no me extrañaría ver, de aquí a diez años más, como nos van a cobrar por cada media hora que queramos disfrutar de una partida, etapa o carrera en cualquier consola.

¿Qué el Breath of The Wild fue un mal juego? Puedo estar de acuerdo en que fue lo único que mostraron junto a Pokemon, pero no pueden decir que es malo (eso es claramente, odio injustificado). ¿Qué es un juego con gráficos de niños? Con todo respeto, pero The Last Guardian no difiere mucho que digamos. ¿Qué Nintendo hace juegos para cabros chicos? Para todo público más bien dicho (acuérdense que hay un Bayonetta). De hecho, lo único que si está hecho para cabro chico es su resistencia (aguantando caídas bestiales, y permaneciendo con vida). ¿Qué el último Zelda no está hecho con cariño? Miren la calidad del pasto más los detalles del entorno y luego vuelvan a plantearse esa pregunta (mi vegetación favorita era la de Flower, hasta la última E3). Y si, es importante, ya que es un verdadero parto el poder hacer que el pasto luzca real y coalicione con el personaje (el pelo igual, bendita física).

Consola de Nintendo dañada en la Guerra del Golfo… y sigue funcionando

Encuentro estúpido el competir por cual consola es mejor, me encantó el God of War y aluciné con el humo que dejó Kojima. Pero Nintendo hizo lo suyo, como todas las compañías en la E3.

Y, para bien o para mal, Satoru Iwata no pudo definir de mejor forma lo que era la gran N para él:

En mi tarjeta de visita dice que soy el presidente de una empresa. En mi cabeza, soy un diseñador de juegos. En mi corazón, soy un jugador.

Gracias Nintendo. Sobre todo por ser la consola que hasta el día de hoy, tiene modo online gratuito.

Comentarios

comentarios