¿El boom de los superhéroes nipones?

Hoy en día, existe toda una masificación a nivel mundial con los superhéroes. Ya sea gracias a Marvel con sus películas taquilleras del último tiempo o por otros factores para mí desconocidos, el hecho real y presente es que esta “manía” ha llegado para quedarse. Y lo podemos ver en nuevos mangas (de menos de 100 números) como One punch Man y Boku no hero Academia (review de esta ocasión), en donde se refleja todas estas consecuencias que ha dejado el fanatismo por los superhéroes.

Antes de empezar el review me gustaría darles mi punto de vista y los beneficios que veo en la manía por este género.

Hace tiempo he visto como los mangas y cómics han dado fin a la frontera cultural de separar oriente con occidente. Separación que se veía reflejada en argumentos, personajes e incluso estilo de dibujo. Hoy en día comics como Persepolis y Crónicas de Jerusalem, e incluso menos serias como Scott Pilgrim, se ve la superación de esta frontera. Es así, que gracias a estos medios narrativos, se pueden encontrar joyas que toman los viejos argumentos ya repetidos hasta el cansancio,  abordados de una forma nueva, con un punto de vista diferente que solo alguien del otro extremo del planeta puede ocurrírsele dado a que no tienen las misma influencias sociales o ambientales. Y hay que decirlo, los japoneses tiene tanto avances tecnológicos como sociales que recién años después se ven en el resto del mundo. Recuerden y googlen términos como “Neet” o “Hikikomoris“, o vean series como Hack//sign que muestran desde el año 2000 lo que hará la Realidad Virtual a las personas.

Es con lo anterior, que pienso que un género tan visto por nosotros (los occidentales) como son los superhéroes, se merecen y se enaltecen con estos nuevos aires de oriente. Los orientales tienen desarrollado su lado más introspectivo, el análisis del “¿qué soy?” y “¿por qué existo?”. Y estos análisis se ven en sus obras, como en One Punch Man, donde el héroe es tan fuerte que se pregunta si vale la pena pelear, y son los villanos quienes toman el papel de entrenar y mostrar sus habilidades mejoradas con tal de poder superar al protagonista. Entonces, si se mezcla el estilo occidental con esta psicología, ¡el resultado es una maravilla!

portada estilo comic

Portada con estilo de publicación de comic

Con esta introducción, pasemos ya al tema que nos convoca, aunque ya habrán entendido la importancia de “Boku no Hero Academia!”, la quizás llamada (y comparada) X-men japonesa pero con más congruencia dado a que es de un solo autor.

De qué va: En un mundo donde los poderes (quirks) son parte de un 80% de la población, existe una escuela donde se entrenan y acreditan oficialmente a superhéroes. Es así, que el protagonista, Midoriya, quien quiere entrar a esta escuela y cumplir su sueño de ser un superhéroe, no podía hacerlo porque es parte del porcentaje de población que no tienen poderes, pero todo esto cambia cuando es salvado por el Héroe All Might, símbolo de la paz y base de la estabilidad entre el bien y el mal, quien al ver la determinación de Midoriya lo toma como discípulo para hacerlo heredero de todo su poder.

Maravilloso, ¿no? Bueno, dejando de lado esta trama secundaria viene el plato principal de por qué esta serie vale la pena y es un paso más allá en este traspaso de fronteras que nos beneficia a los lectores.

Primero, tenemos que el manga es claramente hecho por alguien que lee cómics de superhéroes, y sobre todo cómics de DC, ¿cómo se esto? Es por sus villanos. Los villanos son tan carismáticos y empatizas tanto con ellos que casi llegan a quitarle protagonismo a los superhéroes (quizás para algunas personas ya se lo quitaron). Su ideología y razón de “por qué soy malo” es tan autentica y valida que a veces te hacen ponerte de su lado, por lo cool que suenan y porque en las escenas que las dicen dan todo un clímax a sus palabras.

0069-013

Segundo, el dibujo, tanto los trajes como el diseño es muy apegado a los que se ve en los cómics de superhéroes, la diferencia más importante es que acá está en blanco y negro, pero es más que suficiente y hasta terminas agradeciendo que sea así por la calidad de algunas viñetas en primer plano que hace el autor, ¡es una maestría!

Tercero, los personajes o héroes secundarios. Lo que más se siente que pierde fluidez en series como X-men, es que a la larga para ahondar más en personajes secundarios terminan saliendo series  aparte dedicadas a ellos. Bueno, en Boku no pasa. Principalmente porque es un manga de un solo autor y estamos a merced de él si quiere ahondar más en sus secundarios, pero ¿adivinen qué?, claro que lo hace. Al final, te hace querer a muchos personajes al mismo tiempo, y se ha tomado el tiempo de ir integrándolos poco a poco. Una tarea bastante difícil porque deben ser más de 20 personajes y ojo que la serie lleva menos de 100 números, por ende a los que no ha tomado todavía,  lo terminará haciendo pronto.

Finalizando, creo haber dejado claro el por qué My hero Academia! es un “must-read”. Yo por mi parte agradezco series así, que den un verdadero Reboot a los argumentos que vemos repetidos por todos lados. Siempre es bueno tener nuevas visiones, porque nunca sabremos con que nos podemos encontrar. No me sigan leyendo y vayan abriendo en su navegador favorito el manga online más cercano.

NOTA My Hero Academia - Kōhei Horikoshi
4.0Estrellas / 5 Totall
Puntuación de los lectores 2 Votos

Comentarios

comentarios