Sinceramente, no quería hacer esto. Era el año 2014 cuando llegó a América uno de los mejores JRPG para la consola, donde sus sesenta horas y el provecho que le sacaron a la 3DS fueron suficiente para lograr una obra maestra en la que la historia y su original sistema de juego me permitieron decir: “Aún hay esperanza en la portátil de Nintendo”.

Y ahora, estamos aquí, terminando la secuela que nos dejó Bravely Default : Where The Fairy Flies; juego que por mucho se convirtió en mi favorito de la 3DS (más que cualquier otro de la consola). En esta oportunidad, Silicon Studio nos demostró que siempre pueden más y, al trabajar junto a Square Enix, dieron a luz una obra maestra.

¿Por qué no quería hacer esto? Porque estoy asumiendo que me lo terminé, y eso de verdad me deja un vacío.

Volvamos a Luxendarc, el reino clásico de la saga. La historia de Bravely Second : End Layer, comienza dos años más tarde de los eventos ocurridos en el primer juego y que coinciden (de manera simpática), con los dos años que tardó Silicon Studio en desarrollar el según título. Para esta ocasión, encarnaremos a dos nuevos personajes con personalidades bastante definidas, además de dos ya conocidos de Bravely Default:

Yew

Es por así decirlo, el personaje principal y a ratos me recordó a Tiz pero con menos presencia. Tiene una personalidad muy tímida, sobre todo con las mujeres, lo cual puede atribuirse a su constante entusiasmo por el estudio en general y al hecho de siempre querer buscar el bien.

Magnolia

Una cazadora de Ba’als (los nuevos enemigos de este juego), que tuvimos la suerte de conocer en la escena oculta de Bravely Default. Es de carácter firme y proviene de la luna, lugar donde el idioma nativo es el francés (no tengo idea por qué).

Tiz

Tras terminar el primer juego quedaron muchas incógnitas en torno a este personaje, las cuales serán resueltas para este título. Con un look mucho más desordenado, sigue siendo el personaje con la voz de la experiencia y los gustos culinarios tradicionales.

Edea

La hija del gran mariscal continúa siendo la más chillona y carismática del equipo. Obviamente continúa enamorada de Ringabel y nos sacará más de una sonrisa con sus tallas clásicas.

No se extraña a Agnès pues Magnolia resulta ser mucho más dinámica, sin embargo no es lo mismo para Ringabel (quien complementaba las escenas de humor junto a Edea).

En lo que respecta la jugabilidad, es exactamente igual que su predecesor. De hecho el mundo mantiene una estructura similar, con nuevas locaciones pero también con muchas que ya existían (como Harena, Grandeza, Florem, entre otros). Es gracioso porque incluso hay cofres que siguen estando en el mismo lugar, lo que en más de una ocasión hace pensar que es una expansión antes que una nueva entrega.

Gracias a esto, también se respeta un excelente sistema de juego. Contamos con la posibilidad de guardar turnos (conocidos como PB), y luego desencadenarlos en poderosos ataques que pueden acabar con los enemigos en un solo turno. Esto es gracias a los comandos Brave y Default dentro del menú, los cuales se controlan con el R y L de la consola.

No es necesario abusar tampoco, pues habrán muchos enemigos que tomarán estos ataques encadenados como una perfecta oportunidad de fortalecerse más y más ya que ellos, al igual que nosotros, también pueden acumular turnos. Además, y relacionado con lo anterior, si eliminamos a nuestros rivales en un solo turno, tendremos la oportunidad de luchar un nuevo combate (pero sin nuestros PB utilizados), pudiendo así incrementar la experiencia de manera progresiva dependiendo de cuantas batallas hayamos completado de manera limpia.

Agradable también es la posibilidad de poder guardar nuestros comandos de combate, lo que resulta demasiado útil si estamos farmeando niveles en una zona que ya conocemos y de la cual estamos seguros cuales serán los enemigos que aparecerán.

Podremos incluso controlar la frecuencia con la que aparecen los enemigos, evitando así los encuentros no deseados al estar explorando un área específica (lo cual es explicado con una parodia a Star Wars).

Los trabajos son algo que también se mantuvo. Esto obviamente resulta excelente pues al igual que en su predecesor, podremos levear diferentes jobs para un mismo personaje y luego combinar sus habilidades obteniendo provechosas combinaciones. Por ejemplo, algo que me resultó muy útil fue mezclar un invocador con un hechicero (nuevo job que se caracteriza por añadir mejoras a los ataques mágicos), permitiéndome así usar invocaciones en un solo objetivo y aumentar así enormemente el daño.

La idea de su versatilidad se mantiene, y entre los nuevos trabajos destacan el Exorcista, Ojo de Halcón, Guardián y Gatomante (si aún no lo juegas, recuerda levearlos). Sin embargo, los antiguos trabajos se mantienen y para poder obtenerlos deberemos cumplir el papel de juez pues deberemos escoger una de las dos alternativas que nos plantean como conflicto social los antiguos portadores de los asteriscos. Dicho así, deberemos elegir entre Ladrón o Mago Rojo, Invocador o Maestro Espadachín, Pirata o Artista y así con el resto de trabajos. La única excepción serán el Vampiro y Sabio, los cuales desaparecen tras el primer juego.

Les recuerdo además que en Bravely Second, el trabajo de Esgrimago cambio completamente en comparación a Bravely Default, siendo ahora un poderoso espadachín que controla posturas de ataque, defensa y velocidad (aumentando sus características).

Todos los trabajos podrán ser guardados en un menú de configuración, ayudando así a contar con nuestros favoritos al momento de enfrentar a un jefe y facilitando mucho las cosas.

Los trabajos se complementan perfectamente, como siempre ha sido. Ningún trabajo es mejor que el otro, pero si debemos pensar en cuales usaremos y con qué objetivo ya que no siempre sus habilidades de apoyo funcionan de manera conjunta.

Tampoco nos hemos olvidado de los minijuegos, los cuales también están en esta entrega. No existen diferencias en cuanto a mecánicas, pues deberemos (al igual que en el Default), reconstruir nuestra ciudad la que esta vez estará en la luna. Además, podremos enfrentar a los Nemesis en el modo Street Pass los que sin embargo esta vez serán Ba’als (insisto, es lo mismo pero con otro nombre). Sin embargo la novedad se la lleva el minijuego de Fabricación de Chomps, donde aquí nuestra única meta será ver a nuestro equipo elaborar peluches y la mayor dificultad será simplemente administrar los items con los cuales desarrollar más y más muñequitos (ojo, que habrán premios dependiendo de cuantos hayas podido crear y cuanto dinero hayas obtenido por venderlos).

En lo que respecta a su apartado gráfico, Bravely Second no ha evolucionado prácticamente nada respecto a lo visto en su predecesor, lo cual tampoco es algo necesariamente malo, ya que esto significa que tenemos unos buenos modelados de personajes, unos fondos y escenarios preciosos (a destacar las nuevas mazmorras y ciudades), un efecto 3D muy conseguido y unos efectos especiales para las técnicas realmente espectaculares, por lo que la mayor pega que le podemos poner aquí es la reutilización y reciclaje que se hace de elementos de la primera parte.

La música tampoco se queda atrás aunque está un tanto más flojita (lo que debe ser por su cambio de compositor), pero no por esto es mala. En particular, el OST de la escena final es perfecto, y capta perfectamente la emoción que se quiere transmitir). Contamos nuevamente con el Inglés y Japonés para las voces lo cual se agradece demasiado ya que según mi parecer, no hay nada mas rancio que jugar un JRPG sin sus voces originales.

En fin, Bravely Default es un juego que no tiene nada que envidiarle a su predecesor ya que fácilmente se gana su fama por ser una secuela increíble. Insistimos en que parece un DLC, pero a pesar de esto tiene una historia muy envolvente y que permite cerrar el ciclo y las interrogantes que nos dejó Bravely Default (y que estábamos esperando poder resolver). Es un capítulo que nos permite comprender la importancia que tenemos nosotros como players dentro del universo (es difícil de explicar, pero nosotros seremos de alguna forma parte de la historia), y que nos hará sentir nuevamente en casa.

Es totalmente recomendado, y claramente un juego obligatorio en nuestra colección.

 

 

NOTA Bravely Second - Square Enix
4.8Estrellas / 5 Total
Puntuación de los lectores 2 Votos

Comentarios

comentarios