“La Rueda del Tiempo gira, y las eras llegan y pasan y dejan tras de sí recuerdos que se convierten en leyenda. La leyenda se difumina, deviene mito, e incluso el mito se ha olvidado mucho antes de que la era que lo vio nacer retorne de nuevo. En una era llamada la tercera era por algunos, una era que ha de venir, una era transcurrida hace mucho, comenzó a soplar un viento en las Montañas de la Niebla. El viento no fue el inicio, pues no existen comienzos ni finales en el eterno girar de la Rueda del Tiempo. Pero aquél fue un inicio.”


Wheel_of_time_orbit_bannerLuego de tres años de dedicación, finalmente he terminado uno de los más grandes proyectos como lectora, La Rueda del Tiempo de Robert Jordan. Esta saga consta de 20 volúmenes en su edición española, y posee más de 11300 páginas en su idioma original (inglés). El primer libro, El ojo del mundo, fue publicado un 15 de Enero de 1990, y el último de la saga fue publicado el 8 de Enero de 2013, tras prácticamente 23 años de trabajo y seis años después de la muerte de su autor. Porque sí, Robert Jordan murió producto de una amiloidosis con afección cardíaca en el 2007, tras lo cual fue Brandon Sanderson quien emprendió la ardua tarea de concluir la saga.

Una de las primeras cosas que creo necesario acotar para los futuros lectores, es que deben tener paciencia. Si están acostumbrado al ritmo descriptivo de las grandes novelas juveniles de la actualidad, que son vertiginosas y emocionantes a cada página, van a aburrirse. En verdad les digo esto, porque los primeros cinco volúmenes están cuajados de detalles e historias introductorias, y de cambios extremadamente paulatinos en los personajes principales. Si usted no tiene paciencia, si se quedó dormido leyendo la primera mitad de Dune, o se aburrió de
9f7c485ec878a2f68f8c254058f1dc49muerte durante el discurso de John Galt en La Rebelión de Atlas, o se tiró desde la ventana intentando avanzar en El nombre de la Rosa, esta saga no es para usted. Robert Jordan jamás tuvo miedo de escribir, y tampoco le tuvo miedo al uso del tiempo y los detalles, y tampoco le preocupó mayormente que sus lectores perdieran la paciencia. Eso sí, aunque agarres el pdf y lo tires al fondo de la carpeta más oculta en tu ordenador (Pues si usted tiene tanto tiempo libre como para leer esta saga, probablemente no tendrá dinero para comprar los libros en físico),  no pasarás mucho tiempo antes de volver a buscarlo, pues la historia es realmente muuuuuuuuuuuy buena.

El argumento en sí se desarrolla en un universo inmenso en una época que recuerda en parte a la alta Edad Media, justo antes del desarrollo de armas de fuego. Se trata de un imaginario mucho más detallado y diverso que el común de las sagas de fantasía, y se narra a través del clásico PoV, donde mas de treinta personajes tienen la oportunidad de narrar una porción de

Egwene Al'Vere

Jieroque’s deviantART Gallery

la historia desde sus vivencias. Sobre la cosmovisión del universo, existe un Creador, quien configuró el mundo de manera en que la realidad fuera constituida a través de un entramado, que se va entretejiendo con las vidas (hilos) de los humanos, y su posible influencia en el entramado. La Rueda es la encargada de entretejer estos hilos para unir las eras, y de vez en cuando nacen ta’veren, personas que producen un cambio en el entramado y todos los hilos que lo componen. Como en todas las sagas de fantasía, existe un sistema de magia, que en este caso se compone de una fuerza dividida en dos partes; el Saidar, que solo puede ser manipulado por mujeres Aes Sedai; y el Saidin, una fuerza diametralmente distinta al Saidar que sólo puede ser encauzada por varones Aes Sedai. Ambas partes constituyen la Fuente Verdadera, la fuerza primordial del universo que hace girar la Rueda del Tiempo. Sin embargo existe una fuerza con la capacidad de detener la Rueda y desafiar al creador: el Oscuro.

441da9e656a406096ad98b2ba48e0731Una de las razones más importantes a mi juicio para leer esta saga, son los tres personajes principales, pues cada uno representa a un arquetipo clásico del héroe de fantasía, que se van combinando y separando constantemente para dar paso a los grandes nudos argumentales. Me he tomado la libertad de bautizar al primer tipo como “héroe mesiánico”, que consiste en el joven predestinado para transformar la totalidad del mundo en su lucha contra las fuerzas del mal que amenazan con destruirlo. Existen varios ejemplos en la historia de la literatura: Aragorn hijo de Arathorn, Eragon, e incluso podríamos calzar al brujo Geralt de Rivia. El segundo tipo de historia gira en torno a un héroe vinculado a las fuerzas de la naturaleza, Perrin Aybara. Este vínculo puede tratarse tanto de una unión espiritual con algún animal o ser mitológico, como de constituir un canalizador de las fuerzas de la naturaleza. Ejemplos de esto son el Rey Gaborn Val Orden de Los Señores de las Runas, Traspié Hidalgo de la saga El Vatídico y Atreyu, de La Historia sin Fin. El tercer tipo de héroe presente en la saga se concreta en la persona de Matrim Cauthon, y consiste en el héroe del azar. Probablemente, este héroe solo sueña con cosas sencillas, como vivir en un lugar tranquilo donde sea posible trabajar lo menos posible y tener una que otra aventura amorosa, pero una serie de eventos desafortunados lo arrastran a través del mapa para llevar a cabo las más exageradas e increíbles aventuras jamás pensadas. Un buen ejemplo de esto es Kvothe, de La Crónica del Asesino de Reyes, además del mismísimo Frodo, quienes movidos sólo por las circunstancias deben llevar a cabo tareas fundamentales para la supervivencia del mundo. De éstas tres historias fundamentales se desprenden todas las demás, a través de las cuales recorremos el universo a través de los pensamientos de una gran diversidad de personajes en una serie interminable de situaciones y lugares exóticos. En definitiva, los personajes te harán pasar por todos, absolutamente todos los estados anímicos posibles en el transcurso de la historia. Y más interesante aún, personajes a los que jamás les tuviste fe terminarán sorprendiéndote…

La trama en sí no es especialmente intrincada, y son bastante pocos los momentos en que un suceso te encuentra desprevenido por completo. Sin embargo, estos sucesos inesperados y que da vuelcos en la historia suceden. Sobretodo porque en los primeros capítulos de El ojo del mundo se da a conocer la profecía del Dragón Renacido y los sucesos que lo acompañarán hasta la Última Batalla, por lo que el lector posee de antemano una cantidad de expectativas relativamente claro desde el principio. Pero las supera, y las supera con creces.

Otro aspecto interesante es que las batallas son INCREÍBLES. Si bien es cierto partes de la narración en los primeros libros podrían pasar por planas y aburridas, todo se compensa con las escenas de acción y batalla. Y cómo no, si la esperada Última Batalla que es anunciada desde el primer capítulo de la saga posee mas de 700 páginas, y se libera en cuatro frentes simultáneos. Y la disputa final entre el Dragón Renacido y el Oscuro es una de las más originales y bien cohesionadas que soy capaz de recordar. Dejo esto último a criterio.

wot-covers

Mi impresión personal es que se trata, por supuesto, de una obra magnífica. No me atrevo a juzgarla perfecta, pues es difícil calibrar en medidas justas la descripción y las acciones en un relato tan extenso. Sería injusto que luego de haber leído sólo una vez cada libro dictamine una inconformidad con la enorme cantidad de detalles, porque es probable que vuelva a ellos y los agradezca sólo por la nostalgia que me produce haber acabado la saga. Pero se trata de un ciclo perfecto y consumado, armónico y orgánico por la esencia de sus personajes y extremadamente interesante en cuanto a la gran diversidad cultural que se conjuga en sus páginas. Respecto a esto último, quiero hacer hincapié en los Aiel, pues es una sensación muy grata terminar de leer una saga y poseer tanto conocimiento respecto de una sociedad diametralmente opuesta a la nuestra. Tanto así, que en momentos casi sientes que son los únicos seres humanos con algo de cordura en un mundo lleno de reminiscencias y reflejos de nuestra civilización. Esta formación proviene de su sistema de fundamentos éticos y morales, al que llaman Ji’e’toh, parecido a lethani de los Adem en La Crónica del Asesino de Reyes, y al Qun de los Qunari en Dragon Age.

LordOfChaos_banner_GregManchess_tiempo

Para finalizar, me gustaría comentar que he indagado superficialmente en foros antiguos, casi restos arqueológicos en la red, que datan de 1998 aproximadamente en búsqueda de las teorías que se manejaron en el fandom de ese tiempo. Como joven y ávida lectora de fantasía, sé de primera mano la enorme cantidad de invenciones que nutren una buena historia durante su desarrollo, en la espera entre un libro a otro. Pues bueno, les diré que me ha ayudado para apaciguar esa profunda desolación que me sobrecoge cada vez que termino un gran libro o una gran saga, pues algunas teorías se jalan hasta el polvo lunar.

NOTA La Rueda del Tiempo - Robert Jordan
4.5Estrellas / 5 Total
Argumento
Personajes
Narración
Final
Puntuación de los lectores 2 Votos

Comentarios

comentarios