Retrocedamos en el tiempo.

En el año 2000 nadie daba mucha fe a las películas de Superheroes, luego de una década de adaptaciones de cómics cómo Capitan America (1990), The Rocketeer (1991), Batman Returns (1992), La Mascara (1994), La sombra (1994), Batman Forever (1995), Tank Girl (1995), The Phantom (1996), Batman y Robin (1997), Spawn (1997), Steel (1997) y Blade (1998), estaba claro que el género no iba para ningún lado y que los cómics no eran sinónimos ni de ganancias ni de buenas historias.
Hacía finales de 1999, no hubiera sido un disparate para Hollywood dejar de financiar este tipo de películas y centrarse en otros géneros más lucrativos.

young man logan

Sin embargo, en el 2000 Fox le da luz verde a una película que redefiniría el género de superheroes y cimentaría las bases del fenómeno actual. X-Men, de Bryan Singer, fue quizás la primera película de Superheroes en adaptar y re-interpretar de manera correcta un cómic a nuestros tiempos; supo actualizar la denuncia contra el racismo e introducir otras trabas sociales como la homofobia sin perder el sentido de espectáculo y entretención. Sin embargo, una de las claves de su exito fue sin duda su espectacular Casting; Patrick Stewart cómo el Profesor Xavier, Halley Berry cómo Tormenta, James Marsden cómo Ciclope, Famke Jannsen cómo Jean Grey, Ray Park cómo Toad, Rebecca Romijn cómo Mystique e Ian McKellen cómo Magneto. Sin embargo, el más emblemático X-Men de todos los tiempos recayó en un joven actor de Broadway, Hugh Jackman cómo el íconico Wolverine, el implacable asesino sin memoria, mitad hombre y mitad animal.

Snikt!

El éxito de la película sumado a la creciente popularidad del personaje lo puso en el foco de toda la franquicia de los mutantes; de las 10 películas del universo de los X-Men, 6 fueron protagonizadas por Hugh Jackman (sin incluir Logan), además de aparecer en VideoJuegos, Series animadas, juguetes, etc. Hugh Jackman se transformó en Sinónimo de Wolverine y Wolverine en sinónimo de los X-Men. Sin embargo, con el paso del tiempo la marca de Wolverine/Hugh Jackman se fue diluyendo por la sobre exposición, al punto que toda la estética “salvaje y vagabunda” del personaje original quedó relegada a una figura metrosexual, un “eye candy” para atraer audiencias. De cierta manera, la popularidad lo fue alejando de su centro, la razón por la cual lo transformaron en el máximo X-Men.

Sexy man Logan

Y si hay algo que agradecer a Logan, la última película del personaje y el universo X-Men, es recuperar esa esencia perdida de un Wolverine que no es un héroe ni un metrosexual, sino un hombre atormentado por su pasado condenado a vivir para siempre con sus demonios. Logan es una mirada sin asco a la derrota de los ideales y los sueños, un cable a tierra a una realidad patética, sucia e indeseable. Ambientada en un futuro indeterminado, “Logan” nos presenta un mundo donde los mutantes son cosas del pasado, han pasado 15 años desde que naciera el último mutante y la sociedad los considera un fantasma de tiempos peores. Logan, bajo su nombre original James Howlett, maneja una limusina para sobrevivir y cuidar de un profesor Xavier que sufre de demencia senil. Ambos viven derrotados, avergonzados se ser los últimos representantes de la otrora gran raza de los mutantes y pasan sus días preguntándose cuando será el último. Un día son encontrados por una mujer que conoce el pasado de Logan y le pide llevarla a la frontera canadiense junto a su hija Laura, quien es perseguida por un grupo de peligrosos mercenarios. Este se niega pero pronto se ve envuelto en la persecución de esta niña quien resulta ser una mutante con poderes iguales a los de él. Impulsado por el profesor Xavier, deciden llevar a la muchacha a la frontera donde quizás se oculte el último bastión de esperanza mutante.

Dentro de los grandes aciertos que tiene esta película es darnos a un Wolverine acabado pero brutal, sin asco de matar a la mínima provocación. Una figura sombría que se mueve en una zona de moralidad absolutamente gris. Si bien Hugh Jackman siempre ha sido más Hugh Jackman que Wolverine, esta es la primera vez que Wolverine eclipsa la figura del actor. La actuación aquí esta a nivel de un premio de la Academia y da gusto verlo darlo todo por el papel. Aquí hay verdadera pasión, una genuina y sincera despedida del personaje con bombos y platillos.

Por lo mismo, la película se aleja de la formula de acción y centra su historia en el drama más terrenal y duro que pueda darnos. Acá no hay grandes hazañas sino escaramuzas al filo de la derrota, peleas dadas con el último de los últimos alientos y heridas que no saben cómo sanar. El tono de la película es mucho más cercano a un western de los 50 que una moderna película de Superheroes pero esa es su mayor gracia. Es más, piezas enteras de banda sonoras fueron sacadas de clásicos cómo “Paper Moon” y “Rio Bravo” y hay una referencia directa al clásico “Shane”, una película sobre un pistolero errante que debe proteger a una humilde familia frente a un despiadado terrateniente. No es de extrañar que muchos críticos se hayan rendido ante esta película, ya que varias veces decide irse por el camino más clásico y paciente del cine que de la acción rápida y barata.

Si es mondo, es bueno.

Y sin embargo, lo peor que pudo pasarle a esta película es precisamente esa critica rendida y condescendiente, ya que Logan si bien es excelente, esta lejos de ser perfecta. El exceso de Hype que han generado por esta película va a provocar que mucha gente salga decepcionada ya que si bien el traje se ve bien de lejos, al acercarse un poco se notan las costuras y eso le pesa. El principal problema de Logan es no decidirse por un tono de la película y desviando el peso emocional por intentos fallidos de espectáculo. Hay veces donde las escenas de acción complementan a la perfección la construcción dramática de la película y otras que desarman toda esa construcción con elementos torpes y apresurados. No se trata de que la película tenga que elegir entre drama o acción, sino de que la acción y el drama se sepan complementar bien y muchas eso no ocurre. Hay veces donde el drama y la profundidad emocional del conflicto que tienen los personajes es suficiente para llevar la historia sin necesidad de tirarnos una escena de acción “para que la gente no se aburra”, sobre todo si estas escenas tienen giros bien pobres. También hay veces donde la historia grita por una escena de acción y momentos genuinamente emocionales se siente innecesariamente alargados y eso provoca quizás el peor sentimiento que uno puede sentir en una buena película: Aburrimiento. Esto pasa en una o dos escenas, pero aún así sería deshonesto de mi parte no admitir que en ocasiones la película me perdía en esos letargos.

Obviamente estos problemas son muy menores en comparación del total de la película y no logran mancillar el excelente trabajo de Hugh Jackman y James Mangold (director) pero aún así se alcanzan a notar y para una película que muchos están llamando “una de las mejores películas de superheroes de todos los tiempos” el titulo queda un poco grande. “Logan” es por lejos la mejor película de la saga de Wolverine y podría entrar al “Top Ten” de películas de superheroes, pero no por sobre “X-Men: first Class” o “X-Men 2”.

Más sabe el Logan por viejo que por Wolverine

En resumen, Logan es una excelente película y la mejor despedida que Hugh Jackman pudo haber tenido, pero hay que ir a verla con ánimos de ver un Drama más que un blockbuster veraniego y no se cuantos logren cambiar ese switch. No se compren ese Hype aweonado de la critica, porque se van a topar con una extraordinaria película que no va a cumplir con las expectativas que se están vendiendo. Logan es lo que es y hay que disfrutarla por eso, no por lo que pudo ser y al final, esa es la esencia de Wolverine: “Ser el mejor en lo que hace aunque lo que haga no es muy agradable”.

Lo mejor: La violencia desmedida y cruda, la actuación de Hugh Jackman y Patrick Stewart. El soundtrack es maravilloso y X-23 es simplemente perfecta.

Lo Peor: Drama que termina por aburrir, Acción que termina por arruinar el momento emotivo. Decidirse por hacer un drama hecho y derecho no hubiera contado nada. Hay un elemento sorpresa que vale callampa, cómo una bolsa entera llena de callampas.

 

 

 

NOTA Logan - James Mangold
4.5Estrellas / 5 Total
Puntuación de los lectores 1 Voto

Comentarios

comentarios