Maus: Relato de un superviviente (cuyo nombre original, Maus: A Survivor’s Tale, conocido comúnmente como Maus) es una novela gráfica completada en 1991, luego de que fuera publicada de manera serializada desde 1980 a 1991 (a veces separada en dos volúmenes) en la revista Raw, también creación de su autor, el estadounidense Art Spielgeman.


Nos encontramos frente a un comic alternativo, que cuenta con casi 300 páginas divididas principalmente en dos partes: ‘‘Mi padre Sangra Historia’’ e ‘‘Y Allí empezaron los problemas’’. El cómic nos muestra al propio autor entrevistando a su padre quien le cuenta sobre como lo afecto el Holocausto y los sucesos relacionados a la época en que se realizan las entrevistas. Así nos encontramos con las diversas vivencias del padre del autor, quien fue un judío polaco, que logró sobrevivir al Holocausto.

Una de las señas de identidad del libro es el reemplazo de las figuras humanas por distintos tipos de animales: ratones para los judíos, gatos para los nazis, cerdos para los polacos no judíos y perros para los estadounidenses.

Así nos encontramos con un cómic que posee elementos históricos, autobiográficos, de memoria y ficción, encontrándonos con una mezcla de géneros bastante particular. Maus marcó un hito al ser la primera novela gráfica en ganar un premio Pulitzer, por otro lado, también dio paso a la vía independiente dentro de las novelas gráficas.

El Inicio

SPOILER: Si quieres llegar blanco a esta obra, salta hasta la siguiente sección

El argumento comienza con un flashback sobre la infancia del autor, donde vemos como el autor se decepciono de sus amigos por haberlo dejado rezagado luego de caerse por accidente (era sólo un niño), ante lo que su padre responde que solo conocerá la naturaleza de sus amigos una vez que pasen una semana en un cuarto sin comer, estableciendo la marca que pudo apreciar en su padre desde su infancia.

Mucho tiempo después vemos como el autor (desde ahora Artie) visita a su padre, quien reside en Rego Park en Queens, el mismo lo describe como un hombre más viejo de lo que debería, luego de que su madre se haya suicidado y haya pasado por dos ataques al corazón, a pesar de ello tenía una nueva esposa, quien también había sido una superviviente del holocausto. Aunque la relación no era del todo buena. Luego de la cena, vemos como Artie acompaña a su padre mientras hace bicicleta estática (por el tema del corazón), ahí es cuando comienza a entrevistarlo sobre su vida.

El relato del padre de Artie comienza en Czestochowa, una pequeña ciudad en Polonia, lejos de la frontera con Alemania, donde tenía el oficio de mercader de tejidos, lo cual le alcanzaba para vivir con ciertas comodidades.

El mismo Vladek (nombre del padre) nos cuenta como era bastante popular con las mujeres, debido a sus atributos físicos, por los cuales frecuentemente se le encontraba un parecido con Rodolfo Valentino (actor de cine mudo, protagonista de películas como The Sheik [El Jeque en español]).

De este modo, conoce a Lucia Greenberg con quien mantiene una relación (no sin la sorpresa de Artie, mientras escucha el relato al pensar que se le había olvidado el nombre de su madre), en un principio Vladek se mantuvo escéptico, pero la relación duro un par de años.

Vladek frecuentemente visitaba a su familia en la ciudad de Sosnowiec, precisamente en uno de ellos, su primo le presenta a una chica llamada Anja, luego de una pequeña cita, comenzaron una relación a distancia por teléfono, luego por carta y posteriormente con viajes esporádicos a Sosnowiec.

Lucia descubriría esto y mantendría constantes problemas con Vladek, terminando su relación con Lucia y comenzando una con Anja. La cual no destacaba tanto por su belleza, pero si por su especial sensibilidad e inteligencia.

En un primer momento Anja y Vladek tuvieron varios problemas para estar juntos, vivían en distintas ciudades, la familia de ella era conservadora y tenían una diferencia de seis años (Vladek tenía 30 años y Anja 24). A pesar de ello Vladek termino por integrarse muy bien a la familia, y terminaron por comprometerse a finales de 1936.

Aunque antes de esto Anja y Vladek tuvieron un problema a causa de Lucia, la cual luego del rechazo del segundo se comunicó con la primera, a través de una carta, difamando a Vladek. Estos problemas terminarían por resolverse, y finalmente se casarían a comienzos de 1937. Aquí Vladek (en el presente) no parece muy de acuerdo con que esto se incluya en el ‘‘libro’’, pero Artie menciona que le otorga más realismo al relato (y lo hace).

Luego de un tiempo vemos como Vladek tiene algunos problemas por la aparición de un amigo de Anja, el cual era comunista lo que podía ocasionar graves problemas a su familia. Vladek se dio cuenta de esto, luego de volver de un viaje negocios, dándose cuenta que una costurera que vivía cercana a su casa fue arrestada por poseer documentos comunistas, lo que salpico en Anja quien fue buscada por la policía por la relación con su amigo de Varsovia.

La razón era que Anja era quien traducía los panfletos provenientes de Varsovia al alemán, cuando supo que la habían descubierto le pidió un favor a la costurera, quien termino siendo arrestada, aunque liberada posteriormente por ayuda de los suegros de Vladek (junto con una gran compensación).

Anja abandono la relación con su amigo de Varsovia, y tiempo después terminaron por tener un hijo llamado Richieu (el hermano que nunca conoció Artie). Esto no fue de todo positivo para Anja quien colapso con una profundad depresión, llegamos a extremos importantes, por lo que viajaría en tren junto con Vladek a un sanatorio en Checoslovaquia.

Durante el camino todos los judíos terminarían por asustarse, al divisar en el camino la famosa bandera con la svastika. ¿Qué habrá sucedido con Vladek y Anja? ¿Qué sería de su hijo Richie? ¿Y cómo Vladek terminaría pasando por los campos de concentración? Son respuestas que serán contestadas más adelante.

Aquí terminan los spoilers

Nos encontramos con un cómic que trata al Holocausto desde una perspectiva muy diferente a lo que estamos más acostumbrados a oír o ver, aunque no sea del todo original lo que si resulta inédito es el medio en que se realizó, así como la manera en que se va desarrollando la historia.

Con una historia muy personal, que es puesta a disposición para un público general, entregándonos una historia que puede cambiar bastante nuestra visión con respecto a este hecho en concreto. Por otro lado, el estilo utilizado en el comic se muestra como toda una inspiración para toda una generación de guionistas de comic, al integrar elementos reales cercanos al autor dentro de un medio de ficción, en el cual predominaban trabajos de ciencia ficción y súper héroes.

La seriedad esta en el guion, lo lúdico en el arte

Maus como mencione anteriormente fue escrita y dibujada del autor estadounidense Art Spielgeman (The Wild Party, The Shadow of no Towers), a nivel narrativo nos encontramos con una historieta que destaca por su intenso ritmo narrativo, que intercala de gran manera los momentos del pasado del padre del autor con los momentos en el presente que tratan sobre la producción de la obra misma (entrevista, conversaciones, discusiones, dudas, etc.).

La manera en que utiliza los elementos biográficos y retrata a los personajes es bastante interesante, debido a que muchos de ellos resultan muy carismáticos y resulta ‘‘fácil’’ para el lector adentrarse y relacionarse con los mismos.

Por otro lado, posee un buen uso del humor, a pesar de lo drástico y dramático de las situaciones, pudiendo contar sucesos que en otro contexto no serían posibles de leer para todos los públicos, y esto sucede principalmente por el estilo artístico utilizado, pero también por la idead de reemplazar a los grupos humanos por distintos animales.

Las notas y comentarios del autor a lo largo de la aventura, resultan bastante informativos, pero también bastante decidores con respecto a lo que busca expresar en su historia.

En cuanto al dibujo nos encontramos con un estilo artístico que solo hace gala del blanco y negros, con trazos que recuerda a caricaturas antiguas, pero utilizados de manera bastante versátil, no descuidando el detalle en los distintos elementos que componen los distintos escenarios que podemos apreciar a lo largo de la obra.

Con sólo ver el cómic se puede apreciar un estilo influido bastante por los toons norteamericanos, aunque reapropiados por el propio autor en su visión personal de los mismos.

Por otro lado, tenemos la elección de la utilización de personajes antropomórficos durante la obra, esto con el fin de plasmar a manera de critica la deshumanización que se vivía en los campos de concentración alemanes en la Segunda Guerra Mundial.

De este modo, nos encontramos con un dibujo que logra transmitir de gran manera los distintos sentimientos, símbolos e ideas desde la perspectiva judía en la Segunda Guerra. Esto a pesar de que el trazado utilizado para los personajes tiende a ser algo simple en algunas escenas, aunque si incluye elementos interesantes como un buen uso de sombras, específicamente de siluetas y el de las clásicas onomatopeyas.

Entre gatos y ratones, una apología del Holocausto

En Maus se tratan temas importantes como el suicidio, la cordura, el amor, la muerte, la condición humana, y claramente se hace un crítica política, social e ideológica que se sustrae del Holocausto y los acontecimientos relacionados al mismo. Podemos ver como el poder o el miedo pueden ir más allá del honor o los lazos familiares, o como el ser humana intenta adaptarse a cambios extremos.

Así nos encontramos con un trabajo muy completo, que con su carácter personal adquiere un tono más cercano para el lector, invitándonos a reflexionar sobre la vida misma, gracias a que plasma muy bien diversos momento y problemáticas propias de la vida cotidiana.

En mi opinión es una obra que va mucho más allá de la temática en la que se enmarca, pudiendo ser disfrutada por cualquiera debido a diversos elementos como: un buen ritmo narrativo, los temas tratados, un estilo artístico apto para diversos públicos, una preocupación personal palpable en la obra que añade un valor extra a lo que estamos leyendo.

Los detalles que se le pueden echar en falta son que como transcurre en el pasado y se enmarca dentro de un momento histórico real, pueda no sorprendernos tanto o ser del todo originales; y el otro detalle es que su inicio (más o menos lo que resumí) sea algo lento y poco atractivo, pero a medida que la historia avanza se complejiza bastante y alcanza momentos bastante destacables.

El veredicto

En resumen, nos encontramos frente a un cómic muy rompedor para su época, pero que a día de hoy sigue poseyendo un tratamiento bastante único con respecto al tema del Holocausto, aportando una nueva perspectiva y una clave muy humana, mezclando toda la tragedia relacionada a este acontecimiento, con momentos más lúdicos y cómicos.

Una obra plagada de referencias, que nos hace mucho más cercana una historia que parece muy lejana. A nivel artístico no nos encontramos con un trabajo que en un primer momento destaque por la vista, pero si es importante destacar la manera en que todos los personajes se hacen tan expresivos con el estilo tan particular del autor. Simplemente una de las obras que deberían leer para concebir otra noción sobre el mundo del cómic, y sus posibilidades.

Por cierto no es una obra tan dificil de conseguir en el mercado nacional, encontrándose en varias comiquerías y algunas tiendas online conocidas, además de otra obra relacionada que analiza el cómic en profundidad llamada MetaMaus.

Comic Maus - Autor Art Spiegelman
4.5Estrellas / 5 Total
Puntuación de los lectores 1 Voto

Comentarios

comentarios