Esta película salió el 2014 así que el articulo contiene spoilers. SPOILER = El protagonista es un hombre lobo.

Mientras lees esto, probablemente estés preguntándote que diablos es “Wolfcop”. Tal vez incluso sientas ganas de buscar un articulo sobre una película más conocida o de ocupar tu tiempo en algo más productivo, cómo leer o estudiar, pero lo cierto es que no podrías estar más equivocado; Wolfcop no es otra simple película “B” del “Explotation” (Subgénero del cine dedicado a tramas y estéticas muy exageradas que bordean la ridiculez pero aún así buscan tomarse enserio) sino el inicio de una nueva era del cine, la primera piedra arrojada en una revolución contra la industria hollywoodense: “Wolfcop” es la prueba de que el cine sólo necesita fans y que el ejecutivo cocainomano, si bien aún en la cabeza del cine, ya esta declive.

Wolfcop es la historia de un policía canadiense mediocre, borracho y perezoso que pasa sus días con resaca y dándole explicaciones a su jefe mientras su compañera lo cubre. Vive en un pueblo de mierda sin futuro donde la mayor atracción turística es el evento de “beber y disparar” y debido a sus constantes retrasos, es asignado a investigar la desaparición de mascotas y en medio de esto, es secuestrado por una secta satánica quienes lo transforman en un hombre lobo. Determinado a saber quien esta detrás de esta secta, usará su maldición para combatir el crimen y poner orden en un pueblo olvidado por Dios.

Esta película comenzó como un proyecto de Crowdfunding, una forma de financiamiento donde los creadores le piden dinero al público o consumidores sin necesidad de pasar por un intermediario cómo productores o ejecutivos. Así, los creadores de Wolfcop le “vendieron” la idea a un grupo de fanáticos quienes estaban dispuestos a pagar cierta cantidad de dinero para que la película se realizara independiente si vendiera o no. Esta nueva tendencia “contrahegemonica” de producción artística tiene sus pros y sus contras. Por un lado, no hay un grupo minoritario de ejecutivos que tomen las decisiones creativas sobre el proyecto con criterios monetarios ya que la película se hace pensando en satisfacer a quienes la financian. Esto involucra al espectador en la toma de decisiones y lo hace participe creativamente, lo que abre el espectro de “criterios” a considerar. Por otro lado, es fácil que proyectos muy llamativos caigan en manos inexpertas y esto deriva en que ideas geniales terminen en películas malas. Además, a mayor cercanía con el público, más derechos tiene este de tomar decisiones creativas sobre el proyecto y esto provoca que muchas películas crowdfunding se desarmen intentando complacer a todo el mundo.

Y si bien hay muchas “películas clase C” que sobresalen por su excelente trabajo (en Arkadea ya hemos hablado de “The Shadow Cabal” pero también hay otros ejemplos), ninguna ha tenido el éxito popular y económico de Wolfcop, con un presupuesto de casi 5,000 dolares cuyas ganancias fueron de unos 10 millones de dolares, además de generar una linea de cómics en Dynamite, Merchandising y por supuesto, una secuela próxima a estrenarse. En términos “holywoodenses” una película minúscula, ni siquiera comparable al éxito de “The Witch”, que con 5 millones de dolares logró recaudar 40 millones al rededor del mundo, Pero en términos mundanos, es la consagración de un trabajo casi artesanal y un modelo de trabajo sumamente sustentable. Además, el éxito “popular” o “Boca a boca” de Wolfcop supera ampliamente a varias películas clase A.

WolfCop the comic book, ‘nuff said.

Y es que Wolfcop antes que nada es una muy buena película. Si bien se nota que el presupuesto es ajustado, la película nunca pierde el norte de cual es su propósito; exceder las expectativas del espectador. No hay un momento en la película donde demos por sentado lo que va a pasar y cada vuelta de tuerca se vuelve una grata sorpresa ya sea por el exceso de gore EXPLICITO, por la simpatía de los personajes o por la locura total de lo que ven nuestros ojos. La película nunca restringe sus deseos de impactar y de explotar la idea de un hombre lobo policía, jugando con una banda de criminales disfrazados de “los tres cerditos”, una carnicería de traficantes de metanfetaminas o un encuentro amoroso con una caperucita roja, si incluso se da el lujo de optar por un final mucho más sobrio pero lleno de homenajes al cine western. El maquillaje del Lobo policía es barato pero excelente y se agradece que hayan optado por un diseño clásico que resalta la expresión del actor por sobre la bestialidad. Todos los actores, si bien desconocidos y algo inexpertos, cumplen con sus papeles a cabalidad y logran que nos interesemos por ellos; para una historia con personajes tan acotados (son 6 personajes en toda la pelicula) era fundamental que sus interacciones se sintieran reales.

Pero lo mejor de esta película es que a diferencia de otros “explotations” modernos cómo Kung fury, una parodia extrema de la estética ochentera resumido en 30 minutos que más parece contenido viralizable que una pelicula, si intenta contar una buena historia y logra tomarse lo suficientemente en serio cómo para darnos un guión solido y redondo, con desarrollo de personajes e incluso cierta metáfora a retomar el control de la vida por medio de conciliar al hombre con la bestia, un subtexto muy poco desarrollado pero que aún así esta presente. Es más, el hombre lobo cómo tal no aparece hasta unos 40 minutos dentro de la película porque el director opta por mostrarnos a “Lou Garou” (un fonema de “Loup Garou”, que significa Hombre lobo en francés, segunda idioma oficial de Canadá) y desarrollarlo como un perdedor sin futuro que esconde una bestia dentro suyo.

En síntesis, Wolfcop es una película barata que se atreve a competir el terreno contra gigantes, un leonidas contra Xerxes que no tiene miedo de hacer sangrar a los dioses. En el fantastic Fest ya fue estrenada su secuela y las reacciones son increíblemente positivas, presagiando superar a la que ahora ya es una película de culto. Y si bien no es una pelicula para todo gusto, si es la perfecta película para ver con cerveza, amigos y pizza (o tal vez Donas de licor)

PD: CON ESTE POSTER COMO NO TENER HYPE POR LA SECUELA

Para los que no cachen la referencia, busquen “Cobra” y “Silverster Stallone” en google.

 

 

NOTA Wolfcop - Lowell Dean
5.0Estrellas / 5 Total
Puntuación de los lectores 1 Voto

Comentarios

comentarios