Siguiendo en este recorrido por el impacto que ha tenido el “héroe bárbaro” en la cultura pop, nos toca revisar, como dije en la parte 1 de este reportaje, aquellas películas live-action que pusieron a un actor de gran condición física y músculos más grandes que el ropero de la reina Amidala, como protagonistas de grandes aventuras del género “espada&hechicería”, con el fin de lograr repetir el éxito que tuvo Conan, el bárbaro en el cine.

Pero, ¿en qué consiste este subgénero de la fantasía épica? ¿Por qué no entran en él historias como las de El Señor de los Anillos o Éragon? Estas y otras preguntas, en el siguiente título:

Espada&Hechicería: el hombre antes que el mundo.

A pesar de que puedan ocurrir en mundos similares a la fantasía épica, y compartir elementos de la Edad Media o de la antigüedad mítica (como la Atlántida, por ejemplo), este subgénero sigue las aventuras y desventuras de un único guerrero (o un pequeño grupo), longevo y poderoso, dentro de este mundo, donde la violencia, la magia oscura y el erotismo son las líneas transversales.

La marca que diferencia esta corriente, es en primer lugar la acción: el o la protagonista (como veremos más adelante en esta nota) considera la paz hasta aburrida, y prefiere vivir una vida llena de batallas, en la cual los relatos son “acelerados” para darle más cabida a la acción misma. Y en segundo lugar, la escala: nuestro protagonista vive una serie de batallas y conflictos emocionales, a nivel personal, que “resultan tener relación”, a veces, con el destino del mundo.

 

Parte 2: La Barbarie hecha Película

Bueno, a lo que vinieron. En la siguiente lista, no les garantizo calidad. No porque la información no sea fidedigna, sino porque muchas de estas películas son espeluznantemente malas, verdaderas bazofias (como el partido de los Santos de anoche), aberraciones descaradas producto de un estudio con una idea millonaria, actores sobreentrenados y una gran cantidad de hermosos efectos especiales prácticos. Recomiendo esta lista para una maratón con tus amigos, con toda violencia!!

 

se vienen los músculos

ADVERTENCIA: La siguiente lista intenta ser precisa, mas puede no ser completa. La influencia de Conan en el cine, así como su leyenda, ha sido tan extensa e influyente, que perfectamente la categoría de “películas de bárbaros musculosos”, podría existir en Netflix. Es por eso que, posiblemente, existan algunas películas que hayas visto por ahí, que no estén en esta lista. De ser ese el caso, PORFAVOR compártela en los comentarios.

 

 

“Ator” series (1982 – 1990)

Ator es la primera película nacida a la sombra de Conan, y la primera de una interminable (créanme en eso) lista de películas del género en Italia –no que qué les dio a los italianos en los 80 con esto, porque de verdad hay MUCHAS, y déjenme decirles que son horribles –para enterrarlas junto a los cartuchos del juego de E.T. para la Nes.

En la primera entrega (1982), nos cuentan la historia de “Ator, the figthing Eagle”, quien es un guerrero destinado desde su nacimiento a destruir al Culto de La Araña. Su líder, el sumo sacerdote Dakkar, asustado por esta profecía, intenta matarlo cuando bebe, pero el pequeño Ator fue escondido hasta que pudiera tener la edad suficiente para derrotarlo. Ator (Miles O’Keeffe) logra convertirse en un diestro espadachín, alquimista, científico, mago e ingeniero –nada que envidiarle a McGyver-, para finalmente poder cumplir su destino, y derrotar al malvado Culto.

Lo destacable pasó en su tercera entrega, la cual no tuvo a su director original Joe D’Amato. Ator 3 se conoció solo como “Iron Warrior”, y fue tan bazofia entre las bazofias –como el uniforme gris de Bart y Lisa- que no es ni siquiera reconocida como parte de la franquicia.

Fue en 1990 que D’Amato volvió a la saga (habiendo reconocido su molestia con lo que habían hecho con el pobre Ator) para dirigir Ator 4, conocida como Quest for the Mighty Sword, o Ator y la espada de Graal, o Ator III: the Hobgoblin –por su desprecio con la entrega anterior- o incluso como Troll 3 en Alemania… ¿recuerdan Troll 2? deben conocerla por LA PEOR ACTUACIÓN DE LA HISTORIA:

La única relación entre Troll 2 y Ator 4, son algunos accesorios y máscaras de goma que fueron reutilizados.

Lo mejor: su continuidad. En su entrega final, vemos las aventuras del príncipe Ator, que aunque más parece un grandulón de la WWE como el Big Show –cosa que tampoco es tan extraña en un bárbaro, tiene las mejores habilidades de quien otrora llevara su nombre. De hecho, es capaz de conjurar armas DE LA NADA!!!

Lo peor: Ator 3, y en particular, el hechicero malvado Phaedra. Ese enemigo mortal nació de alguna bodega de disfraces escolares.

The Sword And The Sorcerer (1982)

¿Qué es mejor que una espada? Pues TRES espadas -sino me creen, pregúntenle a Roronoa Zoro. En esta película, el príncipe Talon (Lee Hosley), convertido en el líder de un grupo de mercenarios, busca venganza por el asesinato de sus padres y la caída de su reino, a manos del malvado rey Cromwell y el hechicero maligno Xusia -un digno representante del Gremio de Señores Oscuros.

Lo mejor: su “triple espada proyectil”. Viejo, 3 hojas, menos pasadas, MENOS IRRITACIÓN!! Además, podía dispararlas a voluntad, al más puro estilo Rocket Punch.

Lo peor: el protagonista. Demasiado guapetón y con poco músculo. Si quisieron hacer una copia, la hicieron muy mal. Este era básicamente un “picarón casanova” y no un bárbaro.

 

 

 

The Beastmaster” series (1982 – 2001)

Uno de los mejores representantes de esta lista, con repercusiones hasta hace pocos años. “El Señor de las Bestias” nos muestra a Dar (Marc Singer), un tremendo guerrero criado por una bruja, que posee la habilidad de comunicarse telepáticamente con los animales -no solo del mar, lo siento Aquaman. Pero un día, su villa es destruida por el hechicero Maax y su ejército de guerreros bestia –cosa que me aclara que sus habilidades están limitadas a bestias “pura sangre” y no a mezclas creadas por la magia. Debido a esto, Dar decide formar un equipo, y patearle el culo al malulo de turno. Y si, ese es John Amos, el mismo de las hamburguesas McDowells de “Coming to América”.

En Beastmaster 2 Through the Portal of Time, Dar viaja a través de un portal dimensional al año 1991 (año de estreno) hasta Los Ángeles, para detener a su malvado hermano Arklon (Wings Hauser), quien desea apoderarse de una bomba de neutrones para llevarla de vuelta y conquistar todos los reinos… supongo que Arklon no conoce el alcance de una bomba de esa magnitud, o que si desea reinar luego de lanzar esa bomba (si es que él mismo sobrevive), deberá usar trajes antiradiación. Por favor, un paso al frente quien piense que esto es un buen argumento.

Beastmaster 3: The Eye of Braxus se estrenó el año 1996, donde el género ya carecía de popularidad. Su adaptación a serie de televisión, el año 1999, cambió muchas cosas de la historia original, como el origen de nuestro héroe Dar (visto en la primera película). La serie tuvo 3 temporadas y duro hasta el año 2002, con bastante éxito.

Lo mejor: es el primer bárbaro en tener habilidades mágicas, lo cual lo hace distinguirse del resto del género: lo vemos hacer ruidos extraños de todo tipo, y comunicarse con toda bestia y animal mágico (inclusive tu vieja). También destaco su gran legado: una trilogía con el mismo actor principal, e incluso una serie de televisión en 2001, nuevamente con Marc Singer, pero en otro papel -al más puro estilo de Josh Wesley Shipp en The Flash. De hecho, Marc Singer participó en el Arrowverse como el general Matthew Shrieve.

Lo peor: estoy seguro que los tigres completamente negros NO EXISTEN y que a ese pobre felino lo pintaron.

 

“The Deathstalker” series (1983 – 1991)

Esta saga es una producción mitad Estadounidense y mitad Argentina. Si, Argentina. Se que allá hay amplia ascendencia italiana, y que fueron los italianos los que más fructíferos fueron en este género de películas. ¿Habrán heredado eso en Argentina también?

El guerrero Deathstalker (Richard Hill), guiado por una bruja, debe encontrar los 3 artefactos mágicos: una espada, un caliz y un amuleto. La espada aparece en el acto 1 y se queda con él hasta el final.

Los otros 2 objetos están en manos del malvado hechicero Munkar (Bernard Erhard), quien desea los 3 para dominar el mundo. Para ello, convoca a un torneo donde aparecen los más grandes guerreros, entre ellos la guerrera Kaira (Lana Clarkson, a quien veremos después en esta lista). El torneo tiene por finalidad, dejar solo a un poderoso guerrero con vida, a quien Munkar planea matar él mismo, y así, eliminar a todas las amenazas a su reinado.

Gran detalle: es la misma espada de esta primera parte, la que aparece en otras películas de la misma productora (para ahorrar, supongo):

Deathstalker (1983) - The Warrior and the Sorceress (1984) - Barbarian Queen (1985)

Deathstalker (1983)  –  The Warrior and the Sorceress (1984)  –  Barbarian Queen (1985)

Debo decir, que no hay nada lindo que descatar en sus versiones posteriores (Deathstalker II: Duel of the Titans de 1987, Deathstalker III: The Warriors from Hell de 1988 y Deathstalker IV: Match of Titans de 1991), salvo el hecho de que desde la parte 3 en adelante, dejaron de reciclar escenas de las versiones anteriores. Además, el actor original Rick Hill, volvió en la parte 4 y final para reinterpretar su rol como el poderoso Deathstalker en un torneo de gallitos. Porque, de qué otra forma podemos medir la fuerza de los más poderosos guerreros del reino? Además, las canchas de rayuela no estaban listas, y se tuvo que improvisar.

Lo mejor: toda la onda del quest rpg al tener que buscar distintos artefactos mágicos, a través de distintas batallas y pruebas, una y otra vez en sus películas, para poder derrotar al final boss. Eso le da un toque muy rico.

Lo peor: el reciclaje de sus inicios, tanto entre películas de la misma saga, como con otras producciones. Incluso, dichas producciones utilizabas escenas, copiadas descaradamente, para sus propios trailers.

 

Conquest (1983) 

De la mano de Lucio Fulci, el señor de la violencia, el gore excesivo y los zombies, nos llega una tremenda (not) aventura, donde un joven llamado Ilias (Andrea Occhipinti) se convierte en hombre gracias a que el dios Cronos le regala un arco mágico. En esta transición llega a un mundo controlado por la malvada y desnuda Ocron, quien estando redura por alguna extraña droga mágica, ve en su destino a un joven que “se atreve a atacarla”, por lo que decide enviar a sus hombres lobo a matarlo.

Lo mejor: ese maldito super arco mágico de luz, que lanza montones de flechas a la vez, y que siempre da en el blanco. Y que va a la mano de Ilias cuando él lo convoca.

Lo peor: la villana principal, Ocron. A esa mujer le hacen falta unas buenas cazuelas tamaño Conan.

 

 

Wizards of the Demon Sword (1991) 

Eran los años 90, y toda la fiebre de Conan comenzaba a menguar. Ya los resultados en taquilla no eran los mismos, y pocas películas sobrevivieron luego del final de los años 80. The Beastmaster fue la única saga que sobrevivió hasta nuestros tiempos. Sin embargo, tenemos a esta joya de la productora independiente Troma Entertaiment (si, la misma que deben conocer como la líder del cine B, a través de su mejor creación: la tetralogía de The Toxic Avenger).

En esta aventura bárbara tenemos a Thane (Blake Bahner, quien hizo un papel similar en Wizards of the Lost Kingdome 2 – de hecho, comparten los mismos sets de filmación por el bajo presupuesto de Troma), un heróico guerrero que busca recuperar la poderosa espada de Aktar, LA ESPAAADA DEMONIIIACA, y para ello deberá rescatar a la bella princesa Melina (Heidi Paine), de las garras del malvado hechicero Lord Khoura, quien necesita la sangre de una virgen como sacrificio para también obtener la espada de Aktar… LA ESPAAADA DEMONIIIACA. Si creían que habían visto malas películas en esta lista… esta es una de las destacadas como la peor bazofia entre las bazofias. Altamente recomendable para ver con amigos.

 

Lo mejor: tiene dinosaurios en stopmotion… DINOSAURIOS!!! A los que Thane debe enfrentarse durante su travesía.

Lo peor: las escenas de acción parecen sacadas del recreo de un colegio. Denle una vuelta, y siéntanse afortunados de haber visto al capitán Kirk dándose de narizazos con aquel Gorn)

 

Kull el conquistador (1997)

Si Conan tuvo su momento, por qué no soñar que otro gran personaje de Robert E. Howard como Kull de Atlantis podía tener el suyo?

Les diré por qué, porque es 1997 y en todo lo que la gente pensaba ese año eran los Back Street Boys y en Batman&Robin. Los 90 pasaban sin pena ni gloria para el género, pero se decidió probar con Kevin Sorbo, el actor que interpretó a Hércules en la serie de TV. No he mencionado a Hércules en esta lista de ninguna forma, porque su leyenda nace de otra fuente, a pesar de que sus películas e historias hayan salido dentro del mismo género que Conan.

Kull, luego de un confuso incidente con un rey loco medio muerto (cuando Kull llegó a la escena ya todo había pasado), recibe el trono. Para derrocarlo, los herederos del antiguo rey deciden revivir a un maligno hechicero.

Lo único destacable de esta producción, es que, luego del fracaso que fue Conan, el Destructor (1984) al ser adaptada “para todo público”-wait, y acaso NO VIERON todo lo que pasó entre medio? Debieron haber consultado esta lista primero)- se deseaba ser lanzada como una película R. Pero fue el mismo Sorbo quien pidió adaptarla, y finalmente quedó como PG-13. Y eso, en el género de Espada&Hechicería, es una muy mala idea.

Lo mejor: la intención de utilizar al personaje de Kull de Atlantis, otro gran representante del género, para que tuviera su propia película. Esta es para vos, Robert.

Lo peor: que sea para todo público. Este género define sus líneas con temáticas que no son aptas para el público infantil, pero quisieron llegar a los niños. Y era 1997, y los niños querían a Batman. Siempre quieren a Batman.

 

Barbarian, the last Great Warrior King (2003) 

Si señores, la extension de estas malas películas pasó el cambio de milenio, y en forma de doble copia: no solo es un ripoff de Conan el bárbaro, sino que además es un remake de Deathstalker 1, aunque no es considerada parte de esa saga.

Kane (Michael O’Hearn) es un bárbaro solitario a quien un día le hablan sobre el tirano Munkar y su reino del terror, y sobre 3 artefactos mágicos: el Amuleto de la Vida, la Espada de la Justicia y el Caliz Mágico. Munkar ya posee el Caliz, por lo que Kane deberá enbarcarse en una aventura para obtener los otros 2 artefactos, y derrotar a Munakr para siempre, salvando el día y a los ewoks al menos eso parecen).

Lo mejor: revive en forma fiel la búsqueda de los artefactos mágicos de la Deathstalker original, y muestra con más detalle la utilidad de dichos artefactos. Aunque tristemente no es la misma espada original (ese si habría sido un detallazo).

 

Lo peor: esta fue una producción lanzada directamente a video, por lo que pueden estar seguros de que sus actuaciones y montajes son malísimas!!! Puedes ver a extras en los fondos de las batallas masivas, riéndose… aunque podrían ser un gran acierto, al ser la gente de estas épocas un montón de sádicos sin corazón.

 


Me consta que esta lista dista de ser una completa. Obviando el hecho de que producciones del género se hacen desde los años 40, acá solo intento mencionar los más destacables intentos por copiar la fama y el éxito de la Conan original. Incluso, dejé aparte (o pendiente? Chan chan chaaaan!!) el mini fenómeno que genero David Carradine (Kung-Fu, Kill Bill) con su participación en varias de las películas del género -The Wizard and the Sorceress (1984), Wizards of the Lost Kingdome 2 (1989)- como un solitario guerrero que viaja por el mundo. Esto, debido a que dichas películas no mostraban a un héroe bárbaro, sino que a un aventurero con otro enfoque más romántico y bonachón.

 

Para ir cerrando, armé dos mini listas de menciones honrosas, ya que, a pesar de que no las detallaré más, no podía NO mencionarlas en este reportaje:

1) Menciones Honrosas y/o Deshonrosas (juzgue usted):

Iron Master (1983). Muestran los albores del hombre primitivo al descubrir el fuego, aprender a forjar el metal, e inventar la guerra. Se toma su tiempo y nos hace un laaargo recorrido.

 

Yor, the hunter from the Future (1983). Un guerrero DEL FUTURO, con láser y naves y toda la cosa, que es abandonado en el pasado. Arma una rebelión, y honrando a los ewoks, le ganan a lásers y cañones con piedras y palos.

 

Altar (1985). Bollywood no podía quedarse al margen de este fenómeno, y nos entregó su propia versión de héroe bárbaro, un joven que era feliz, hasta que la nación del Fuego atacó su villa y mató a su familia. No es broma, así es la historia. Si no me creen, véanla.

 

The Barbarians (1987). Dos bárbaros hermanos gemelos buscan venganza por la muerte de sus padres. Dos bárbaros, doble diversión… se supone. La única película con 2 bárbaros en vez de uno. Eso ya merece un lugar aquí.

 

 

 

 

2) Mujeres Bárbaras:

Existen muchas películas con poderosas guerreras, pero muchas de ellas tienen otra intención, y pertenecen a otro tipo de cine -uno que implica sillones, cámaras en mano y audiciones de actuación falsas. Acá menciono las mejores en donde la protagonista también es una poderosa guerrera bárbara, aka amazona (al menos así se les menciona).

Sorceress (1982). También un par de gemelas, guerreras y hechiceras, que no tenían tapujo alguno a la hora de luchar (pasan la mitad de la película desnudas). Mis investigaciones, netamente informativas, me dicen que estas gemelas trabajaron luego para la revista Playboy.

 

Barbarian Queen (1985). Lana Clarkson interpreta el papel de Amethea, una guerrera destinada a ser reina, y a no estar bajo el yugo de ningún hombre. Este personaje apareció en otras producciones del género, llegando a ser tan popular que tuvo una segunda parte en 1990, llamada Barbarian Queen II: The Empress Strikes Back (me suena familiar ese título…). Desgraciadamente, la actriz fue asesinada el 2003 por un productor demente. Una pena.

Red Sonja (1985). La más famosa de esta lista, personaje nacida en los comics de Conan el bárbaro el año 1973 y llevada a la pantalla grande por Brigitte Nielsen (Rocky IV, la acompañante de Ivan Drago). Como personaje de comics es sumamente popular y vigente. Como película, no tanto. Curiosamente, en su película aparece Schwarzenegger, no como Conan, sino como el rey Kalidor, el “único hombre capaz de estar a la par de Sonja”.

 

Amazons (1986). Un reino solo de mujeres, es invadido por malvados hechiceros. Ellas deberán aprender a defenderse por si mismas, o perecer (aunque estoy seguro que los villanos no las quieren matar inmediatamente– clásico hechicero maligno en busca de vírgenes para sacrificar). Destacable producción Argentina, con grandes efectos y buenísimas escenas de combate, debo decir.

 

 

 

Tema aparte, debemos mencionar lo obvio: el género de Espada&Hechicería ES machista por donde se le mire.

 


La próxima semana, revisaremos la influencia de Conan el Bárbaro EN LOS VIDEOJUEGOS!! En la parte 3 y final de este tremendo (uff) reportaje: La Barbarie hecha Videojuego.

Comentarios

comentarios