¡Llego el día!
Desde el 2012, cuando vimos las más épica reunión de superhumanos [y un dios] en la pantalla del cine, muchos fans sentimos que algo faltaba… o alguien.
Sensación que se acrecentó aun más en esa icónica escena de Winter Soldier donde uno de los infiltrados de Hydra gritó sobre varias amenazas para la organización terrorista, porque si, en esa misma escena donde grito “Stephen Strange” , también habló de un estudiante, y las alarmas se encendieron.En contra de todo pronóstico, y aunque el estudiante finalmente fue de Queens y no de Iowa, las alarmas tenias razón, Sony y Disney hicieron las paces, se besaron y Spider-man hizo una de las mejores entradas de estos primeros diez años del UCM, pero aun faltaba.
Ya no.

Homecoming es hoy una realidad, una divertida y muy esperanzadora realidad, Spidey está, al menos por ahora, en casa.

La película parte en la cima, con una intro simple y franca sobre el antagonista de la película, y luego con una de las secuencias más divertidas de las películas del arácnido.
Parte tan arriba, que durante unos minutos, cuando se calma y toma un ritmo menos acelerado, pareciera que la historia va quedando algo pequeña para el tremendo interés que generan el héroe y el villano, afortunadamente eso no dura mucho, y Ned [al fin Peter tiene algún amigo] ayuda bastante y se gana el cariño del público.
De todos modos, estos momentos ayudan muchísimo a la “no-explicación” de las actitudes de Peter, énfasis en el “No”, porque TODOS conocemos al buen Parker, no es necesario que nos cuenten como es, en este nuevo reinicio lo único que necesitamos es que nos dejen bien claro que este tercer Spidey SI es un adolescente, y pasa.

Esto también ayuda a la participación de uno de los personajes más polémicos, Tony Stark.
Iron-man si podría ser innecesario en la película, o al menos reemplazable, Tony Stark no.
Por primera vez, Stark no aparece en pantalla para robarla o joderla (si, #TeamCap), se justifica de varias razones e incluso tiene la frase de la película (Tío Ben?) pero realmente está ahí por una única razón, dejar claro que el UCM no necesitaba a Spider-man, lo que no quiere decir que su lugar no estuvo siempre reservado, si no que es Spider-man quien necesita al UCM.

Es justamente lo que a Spidey le hacía falta, no Tony Stark, si no un universo, un universo donde parecer pequeño, donde parecer un niño a pesar de ser uno de los más grandes héroes de Marvel, eso es lo que hace asombroso a Spider-man, que es el muchacho que lanza redes desde sus manos y aun así está espalda con espalda con gigantes escarlatas, dioses nórdicos y héroes de guerra.Luego de todos esos minutos con falsas peleas, llega uno de los más explosivos y delirantes plot twist que he presenciado en el cine, completamente contrario al silencio sepulcral que sentí en la muerte de Han Solo, acá el cine se vino abajo con un gran “Uhhhhhhh!”
Este quizá sea lo más “spoileador”de esta nota, pero chicos, TIENEN que vivir esto, procuren no ver la película con un cine con poca gente, aprovéchenlo!

Ahí es cuando ponemos la cara de Woody y nuestro corazón nos dice ¡Esta m¡3&#@ se prendió!
Desde acá y hasta el final es puro y duro sentimiento Marvel.

Podrían creer que Vulture queda como un grandioso badass? Si, Vulture!
Gracias, Michael Keaton, no te merecemos.

Hasta hay algunos comentarios y humor negro sobre el fenómeno de comic de que tantas personas distintas tengan el mismo nombre artístico.A modo personal, la única queja real que podría tener es Flash Thompson.
En qué momento un ñoño con malos chistes es el chico popular y bully de la escuela? De hecho, por que los matematletas son más o menos populares y el chico con el cuerpo de un dios arácnido griego (qué también es del grupo de los ñoños) no lo es?
Pero lo bueno, es que nunca dicen que se apellide Thompson… o si?
De todos modos estoy contento con el resto de las referencias hacia nombres más populares.
De hecho, estoy más que contento con Homecoming, espero que la puedan disfrutar.

Solo queda decir:
Spider-man
Al fin…
Bienvenido a casa.
¡Excelsior!

 

Pd: Aun hace falta algo Fantástico.

Comentarios

comentarios