Zombies…los muertos que caminan, actualmente vistos en casi toda manifestación de cultura pop habida y por haber, no hay lugar que haya escapado el agarre de las hordas de los muertos vivientes.

Originalmente la palabra zombie, que proviene del creole haitiano, que a su vez deriva (presuntamente) de 2 palabras del lenguaje kikongo nzambi (dios creador de los kongo, y los ndundu), y zumbi (una suerte de fetiche, refriéndose a lograr darle poderes sobrenaturales a cosas inanimadas) , y si bien suele ser asociado típicamente al voodoo su origen no es totalmente de esa creencia…la brujeria nativa tradicional haitiana es su origen directo (una cultura que siempre ha tenido una fuerte presencia de historias con necromancia de por medio), luego se fusionó con el voodoo (de origen mayoritariamente africano) creando una amalgama que hasta hoy es virtualmente imposible de diferenciar, o separar. La forma “tradicional” de producir un zombie es a través de un “bokor” o hechicero, el que le hace tomar un brebaje a su pobre víctima, brebaje compuesto por hierbas y en especial por el veneno de un pez, para ser específicos un tipo de pez globo, el efecto es que la víctima experimentada un estado semi hipnótico (guardando las proporciones, es algo similar a lo que sufre una persona a una dosis no muy altas de Tiopentato de sodio o pentotal sódico, conocido como “suero del verdad”) donde la persona es altamente receptiva sugerencias, y órdenes. El zombie de la tradición haitiana/voodoo es básicamente un esclavo para la voluntad del bokor que realizó la poción…una forma efectiva de hacer su trabajo sucio.El zombie parece muerto, pero no lo está, su voluntad está suprimida completamente. Ahora es virtualmente imposible de comprobar los verdaderos efectos de tal droga, porque los practicantes de ese tipo de artes son extremo recelosos de sus secretos, más aún con un extranjero.

Ahora, la primera mención a muertos vivientes es tan antigua como la épica de Gilgamesh (un recopilado de historias de la antigua Mesopotamia, contando las aventuras de Gilgamesh) escrito miles años antes de cristo…sólo para que capten la importancia de este compilado; podemos decir que se cuenta como la primera historia escrita de superheroes, la primera novela épica, e incluso la primera buddy movie (ya que Gilgamesh en sus aventuras siempre iba con su mejor amigo, y compañero Enkidu), en una de sus correrías el viejo Gilga rehusó la tirada de calzones de la diosa Ishtar…y como era de suponerse la deidad no tomó bien que le dijeran que no, su furia llegó a tanto que clamó:

“Padre dame el Toro de los Cielos (refiriéndose a la constelación de Tauro, que estaba asociada al dios Anu)
para que pueda matar a Gilgamesh en su guarida.
Si no me das el Toro de los Cielos,
golpearé las puertas del inframundo
aplastaré sus pilares, y dejaré las puertas en el suelo,
y dejaré que los muertos salgan, y devoren a los vivos,
y los muertos superarán en número a los vivos”.

Ahora, casi todas las culturas tienen alguna forma de demonio, o monstruo necrófago, el “draugr” nórdico, el “ghoul” europeo (que proviene del árabe al-ghul, que se puede traducir como demonio), múltiples criaturas con esas características en áfrica, y Asia. Bastante entendible, considerando que en casi todas las culturas el comer carne humana es un tabú gigante, y obviamente sólo una criatura salvaje podría caer a ese nivel.

Dentro de la naturaleza ya es conocido que el hongo (gracias a “The Last of Us”) “cordyceps unilateralis”, que ataca a insectos “forzándolo” a abandonar sus comportamientos instintivos, “controlando su mente”, por ejemplo en las hormigas el individuo afectado se sale de su colonia, busca una planta en lo alto, se “ancla” y muere de hambre, el hongo emerge del cuerpo sin vida y las esporas se esparcen, iniciando de nuevo el ciclo.

Damn nature…you scary!!!

Probablemente lo más irónico de los zombies es su representación en el cine es que su manifestación más conocida nació como una crítica no muy velada a lo comercial de la sociedad de finales de los ’60s (que muchos plantean que fue tangencial, y no planeada originalmente)…y hoy por hoy encontramos hasta calzoncillos zombies, una suerte de autoparodia (supongo que es como la polera del Che comprada en un mall).

Y si bien George A. Romero sentó las bases, al punto que hoy se habla de zombies “tipo Romero”, la primera película de muertos reanimados data de 1910, una versión de Frankenstein…que no deja de ser una suerte de zombie armado por la ciencia. 22 años después y protagonizada por el inmortal Bela Lugosi se estrena “White Zombie” (sip,de acá sacó el nombre Rob Zombie para su banda), donde un malvado maestro de las artes voodoo transforma paulatinamente a una mujer en zombie…y podemos decir que se refiere a un zombie más apegado a la leyenda original.

Las películas de muertos reanimados siguieron saliendo… incluyendo la absurdamente genial “Plan 9 from Outer Space” de Ed Wood de 1959, años después George Andrew Romero escribe junto John Russo un guión sobre alienígenas reanimando muertos, de hecho la idea era una comedia (si lo pensamos no es muy diferente a la de Wood), pero Romero no quedó conforme con el guión original, y lo re-escribió en el tono que finalmente tendría, obscuro, asfixiante, fatalista, y crítico. Aparte de la no tan obvia parodia a la sociedad consumista (reforzada en su secuela “Dawn of the Dead” que ocurre en un mall) la película es probablemente la primera pelicula de horror donde el protagonista era afroamericano (el fallecido Duane Jones). La película sin pretenderlo creo un género nuevo (que luego sería mega explotado por los italianos enfatizando el gore y la atmósfera por sobre el guión), y como dije antes sentó las reglas para películas futuras. El factor de poner a un actor afroamericano jamás fue parte de una crítica velada ni nada, de acuerdo con Romero…Jones simplemente era el mejor actor.

Las reglas serían (más o menos, pa’ que no me digan “Te faltó esta”)

-Movimientos lentos, y tambaleantes.

-Ataque en horda, un solo zombie no presenta riesgo alguno, pero en patota ganan por cansancio, y por los abrumador de sus números.

-Origen indeterminado, no hay demasiadas explicaciones…los muertos se levantan, en posteriores encarnaciones (no de Romero) el origen puede ser mágico, cósmico, biológico, etc. Pero con Romero el asunto era una nebulosa.

-Cualquier persona que muera va a re-animar, salvo los que mueran por una lesión masiva al cerebro.

-Desprendido de lo anterior la única forma de matarlos es con una herida que destruya una gran parte del cerebro.

-Virtualmente 0 capacidad cognitiva, reducción total de control de impulsos (en ediciones posteriores los zombies “evolucionarían” en cuanto a su inteligencia, y comportamiento en general). Lo más notable es que necesitan comer; ok, no necesitan comer, sus órganos no funcionan, pero queda el remanente del deseo básico de saciar un hambre incontrolable.

-No tienen fuerza sobrehumana, pero como no sienten dolor, y no tienen conciencia de sus límites son capaces de una resistencia enorme, y soportar heridas y daño que incapacitarían a cualquier tipo normal.

-En la película original jamás se dice la palabra zombie (muy probablemente porque aún no se hacía la conexión entre lo presentado por la película, y la criatura en sí)

El comportamiento de la película original (a confesión del mismo Romero) fue altamente influenciada por el libro “Soy Leyenda” (repito…libro…no la película de Charlton Heston, y obviamente no la de Will Smith), donde los “monstruos” antagonistas parten comportándose como una jauría de perros salvajes, no muy diferente a los zombies cinematográficos. La película se estrenó en 1968, y fue un relativo éxito, pero como Romero era un cabro nuevo en el negocio…pues en buen chileno se lo cagaron con la plata…recibiendo un moco por su creación, a eso agreguemos que cuando correspondía renovar los derechos alguien olvidó hacerlo, por lo que la película pasó a dominio público (es decir cualquiera puede exhibirla, hacer re-makes, etc. sin pagarle un mango al creador), pero increíblemente al pasar eso más gente la vio, más interés en ella hubo, y Romero comenzó a ver una re-vitalización de su carrera.

 

De nada jóvenes.

Una de las “reglas” que se piensa que viene desde la tradición antigua es el apetito por cerebros, sin embargo esta particularidad no proviene de la tradición haitiana, o de las películas de Romero, proviene de la película de 1985 “The Return of the Living Dead”; esta película también establece algo para el futuro, debido a una pelea de derechos entre George Romero, y John Russo (como ya dijimos co-guionista de la original) respecto a los nombres de futuros trabajos: ¿el resultado de la pelea? Russo podía usar cualquier variante de “X…of the Living Dead”, por lo mismo Romero comenzó a usar “X…of the Dead”. En esta película, que es más una comedia de horror (piensen en “Cazafantasmas”…con más tetas, y gore) el grupo de protagonistas son unos punks…una vez más rompiendo cierto grado de estructura considerando que en los ’80s los punks eran básicamente carne de cañón para el héroe, el mínimo común denominador de los delincuentes, esto en gran parte se lo debemos al director y escritor Dan O’Bannon (que escribió “Alien”, co-escribió “Total Recall”, participó en “Heavy Metal”, y un etc. bastante colorido), que manifestaba que sentía que los punks habían sido tratados injustamente en los medios.

 

Se suele decir que el primer zombie que dice “Braaaaaains” es uno conocido como “Tar Man” (Hombre Alquitrán), que es probablemente uno de los más notorios zombies en la historia del horror, pero para ser justos en la película el primer muerto viviente que manifiesta un gustillo por los cerebros es un zombie amarillo y chillón…supongo que no tenía el mismo impacto, como sea…desde ese momento en adelante los cerebros estarían en el menú.

Fui el primero, y nadie me recuerda.

Ahora hay una cantidad de sub categorías de zombies que daría para 4 libros: zombies que corren, zombies voodoo, zombies inteligentes, zombies ¿minos? (remitirse a “Warm Bodies”…ugggh), zombies que no son zombies (“28 days later”) etc. llegando quizás a una suerte de saturación…pero es muy poco probable que los zombies se vayan pronto…simplemente es difícil de matar a lo que no está completamente muerto. Y ni comencemos con “The Walking Dead” (cómics, o serie) porque sino estaremos acá hasta el 2080.

PS: Vean la original, y luego vean el re-make (es muy bueno, y arregla uno de los grandes problemas de la primera, que es el protagonista femenino…que estaba pintado al óleo, y sólo servía pa’ gritar…aparte el protagónico lo toma Tony Todd, si no lo conocen él interpretó a Candyman, y está dirigida por el dios del gore Tom Savini)

PS1: Vean, si pueden también, alguna de las italianas (cualquiera de Lucio Fulci funciona, en especial Zombi 2 donde un zombie pelea con un tiburón, esta película se realizó como una secuela no oficial de “Dawn of the Dead”, que en Italia se lanzó como “Zombi”, y hay que agregar que los italianos la re-editaron a su gusto y…sólo véanla, zombie v/s tiburón, no debería tener que decir más)

 

Comentarios

comentarios